spot_img

La publicación agraria líder

viernes, julio 12, 2024
spot_img
InicioCerealEl agua normaliza un cereal que pronto reclamará el abonado que aún...

El agua normaliza un cereal que pronto reclamará el abonado que aún le falta

El agricultor entrará a las fincas para abonar lo que necesite el cultivo cuando salga de la parada invernal

El campo avanza a empujones. Por lo menos ahora toca uno de los buenos, después de que haya tocado tanto tiempo trepar cuesta arriba y sin atisbar cumbre. Por fin han llegado las nieves y las precipitaciones que dan la vida a los cultivos y recargan acuíferos, además de recargar los embalses. Cierto es que la bonanza ha variado entre unas comarcas y otras, pero bienvenido es aunque los riegos no estén todavía garantizados al cien por cien.

El centro de Castilla y León ha sido menos visitado que la periferia por las precipitaciones. Valladolid, el sur de Burgos y Palencia siguen con sed. Sobre todo Tierra de Campos. Las parcelas de Salamanca y Zamora, donde llovió algo en su momento, están “bien”. Soria, Segovia, el norte palentino, de Burgos y Ávila no val mal tampoco. Ha caído más en la montaña, donde había algo más de margen.

Los trigos, que se sembraron en mejores condiciones que la cebada, respiran ahora. El cereal, en general, irá para adelante. Mucho dependiendo por zonas, en función de que haya más o menos humedad.

Con vistas a la primavera

El cultivo está parado por el invierno, pero ya tiene el impulso que lo empujará en primavera. “Las lluvias han sido divinas”, apunta el responsable del departamento de Agricultura e Innovación de Urcacyl, José María Santos. Las siembras se hicieron como se pudo, en seco y a la vista de que podía llover.

El cereal ha podido nacer más o menos, con algunas pérdidas y habrá que resembrar algo con el inicio de la próxima estación. “Seguimos en situación de sequía”, avisa Santos por si alguien se engaña a sí mismo. “Los embalses los tenemos al 30%, cuando lo normal es que estén al 55%”, recalca el técnico para argumentar su análisis de la situación.

FUENTE: Aemet

Javier Rodríguez, técnico de Cultivos de Grupo AN, significa que es el segundo invierno consecutivo en el que la meteorología se porta peor con el noroeste de la Comunidad (Burgos, Palencia y norte de Valladolid). La semana pasada, en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) había treinta centímetros de nieve mientras que en Saldaña (Palencia) era mucho menos.

El experto de Grupo AN sí ha detectado un cambio de actitud en los agricultores. Han cambiado de estrategia en pocos días. Se atisba una campaña agrícola mejor y comienzan a plantearse en invertir en abonados y tratamientos de sanidad vegetal. Hace poco, con la sequía en plena vigencia y sin saber qué pasaría, bastaba con sobrevivir. Mínimo gasto.

No solo fue la siembra. La falta de agua ha condicionado desde el inicio de la campaña agronómica todas las labores. Además de la nascencia y la implantación (el campo está más atrasado de lo habitual en el desarrollo vegetativo) la mala fertilización es de los mayores déficit a día de hoy.

Con el arranque del próximo mes, y la cercanía de las temperaturas primaverales, habrá que atender las necesidades de abono en la parcela. “Cuando nos deje entrar en las tierras ya será época más de nitratos que de complejos. Igual hay que ir a solo una aplicación”, especula el presidente de la cooperativa Cocetra, Armando Caballero sobre la cobertera.

Aunque en la zona de Cocetra -sur de Valladolid- ha precipitado menos que en otros lugares, ha cambiado el ánimo del agricultor. “Por lo menos ahora sabemos que de vez en cuando llueve. Que ya teníamos dudas…”, comenta de buen humor. Las colzas no se llegó a sembrar todo lo previsto en el secano. De algunas ya han dado parte al seguro porque apenas se han implantado.

Sigue leyendo la noticia en CAMPO 52 ¡Suscríbete desde solo 10 euros al año!

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img