spot_img

La publicación agraria líder

lunes, febrero 26, 2024
spot_img
InicioCerealEl centeno híbrido saca a relucir su rendimiento neto

El centeno híbrido saca a relucir su rendimiento neto

Se siembra más centeno híbrido en mejores tierras, ya que con los avances genéticos ha
incrementado sus rendimientos. Es un cultivo con menores costos que otros cereales

Gonzaga H. Zaballos, director comercial de remolacha y centeno de KWS

Tras un año en el cuál los rendimientos de los cereales no han sido satisfactorios nos encontramos a las puertas de otro nuevo año agrícola que, de momento, se presenta difícil por la falta de lluvias.

Una tarea clave, y cada vez más necesaria para empezar un nuevo año, es realizar una correcta planificación de siembras en función de la rotación de cultivos que hagamos en nuestra explotación. A la hora de realizar esta rotación de cultivo debemos tener en cuenta factores como la alternancia de cultivos de hoja estrecha con cultivos de hoja ancha. Tendremos que planificar la rotación en función de la maquinaria que tenemos, los abonados de cada cultivo, épocas de siembra, control de malas hierbas, plagas y enfermedades, etc.

Dentro de los diferentes cereales de otoño que podemos sembrar debemos tener muy en cuenta el centeno híbrido, cereal que tradicionalmente se ha destinado a las parcelas de peor calidad de las explotaciones, pero que cada vez se está sembrando en terrenos de mejor calidad.

Este cultivo posee diferentes cualidades que nos pueden ayudar a incrementar el beneficio neto por hectárea respecto a otros cereales utilizados, reduciéndose los costos de cultivo, tan importante en años con cosechas malas, y obteniendo rendimientos superiores, especialmente en parcelas con potenciales productivos medios-bajos.

Conviene mencionar que se trata de un cultivo híbrido, es decir, a diferencia de una cebada o un trigo, la multiplicación de la semilla se debe realizar de una manera específica para conseguir que se produzcan los cruces y así producir la hibridación. Los cultivos híbridos, como es conocido ya en maíz, girasol, colza, etc., presentan no sólo un incremento productivo, sino que tienen otras características que se verán también incrementadas (desarrollo del sistema radicular, poder de ahijamiento, resistencia frente a enfermedades, etc.).

Mejora genética

Además de estos beneficios agronómicos, más palpables en nuestras explotaciones, la mejora genética utilizada para la obtención de híbridos nos ofrecen una rápida obtención de variedades mejor adaptadas a las condiciones deseadas, además de incrementos productivos, con lo cual, el cambio de variedades suele ser bastante rápido y continuo.

¿Cómo podemos beneficiarnos de las características que nos ofrece el híbrido de centeno? Empezando por el principio, la semilla, debemos concienciarnos de que su producción y la selección es una tarea que requiere un control exhaustivo. Es el inicio para llegar a nuestro objetivo, tener una buena cosecha. En el caso del centeno híbrido, a la hora de calcular la dosis de siembra, tendremos que tener en cuenta las semillas que queremos sembrar por hectárea en función de la preparación del suelo, época de siembra, calidad de la parcela, etc., y hacer la transformación a kilos por hectárea en función del calibre de la semilla (peso de 1000 semillas, PMG).

Una dosis adecuada para la siembra de este cultivo en unas condiciones adecuadas sería de 1.500.000 granos germinables por hectárea. La siembra se recomienda hacerla durante el mes de octubre, depositando la semilla a una profundidad de entre uno y dos centímetros, factor muy importante.

En cuanto al abonado, es importante asegurar que el cultivo tenga nutrientes a disposición en los primeros estadios. Esto favorecerá un correcto desarrollo radicular y foliar, además de permitir que se desarrolle todo el potencial de ahijamiento que posee el centeno híbrido. La aportación de cobertera no es tan importante como en otros cereales, por lo cuál ha de ser de menor cuantía y siempre que se pueda mediante una aportación temprana.

Es importante un control temprano de malas hierbas, hay que tener en cuenta que la densidad de plantas en comparación con otros cereales es menor aunque en primavera, debido a su rápido desarrollo, es capaz de competir por altura bastante bien con las malas hierbas.Debido a la cada vez mayor importancia del cultivo, están apareciendo herbicidas registrados ya para centeno, que facilitan la labor a la hora de realizar el cuaderno de campo.Otro problema con el que nos encontramos en los cultivos de cereal son las plagas y enfermedades, que reducen la cosecha considerablemente.

En cuanto a las plagas, este cultivo puede verse afectado al igual que el resto de cereales, aunque hay que considerar que el número de plantas, y por consiguiente el número de espigas por metro cuadrado, es más bajo que en un trigo o en una cebada. Debido a esto el umbral de tratamiento será menor, teniendo que vigilar el cultivo de una manera más exhaustiva.

Respecto a las enfermedades, la resistencia que presenta el centeno híbrido es casi completa, solo viéndose en algunos casos concretos pequeñas infecciones que no es necesario tratar.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img