spot_img

La publicación agraria líder

martes, junio 18, 2024
spot_img
InicioCerealLa siembra de cereal retomará la actividad con óptimas perspectivas cuando la...

La siembra de cereal retomará la actividad con óptimas perspectivas cuando la humedad dé tregua

El agricultor castellanoleonés ya lleva casi un mes con la inercia de la siembra. Las fechas son las que mandan llueva o no. En Salamanca, Zamora y León ya arrancaron a principios de octubre. El problema es que hasta hace pocas jornadas se repetía lo de hacerlo en seco y con las parcelas preparadas en no muy buenas condiciones. Con estas aguas la cosa cambia. “Que llueva en el desierto siempre es una alegría”, comenta con buen humor Javier Rodríguez, técnico de Cultivos de Grupo AN.

Tocará esperar a ver qué ha llovido en cada zona para reiniciar las labores en el campo. “Ha caído muy desigual y hay que tener en cuenta los tipos de terreno. Dependerá también de cómo levante el tiempo: si hace sol y aire enseguida se podrá trabajar bien”, apunta Rodríguez.

En Grupo AN andan muy atareados estos días en reponer las cooperativas de semilla para cuando las tierras estén a punto de nuevo. Los trámites para certificar se alargan un mes, de manera que también se ralentiza el suministro al agricultor.

Por tierras charras está la mitad sembrado, sobre todo trigos sobre barbechos y girasol, según detalla el responsable del departamento agrícola de Campal, José Antonio Marcos. Para poner el resto es necesario que haya menos humedad. “Estamos en el buen camino porque las labores se pueden hacer bien”, confirma Marcos. Y no hay preocupación. Para que la cosecha sea la mejor posible solo hay que elegir la variedad con el ciclo idóneo según la fecha en la que se siembre, según señala el experto de Campal.

En el sur de Valladolid han puesto hasta ahora trigos y centenos. Las tierras de leguminosas y los barbechos están más o menos preparadas para continuar la sementera, ya con la tierra en mejores condiciones para que germine el cereal. Todavía queda al menos el 80% de la superficie de los cooperativistas de Cocetra por sembrar.

“La lluvias han venido bien. No suponen ningún problema para la siembra. Hay que esperar un poco, pero aún estamos en fechas”, dice Armando Caballero, presidente de Cocetra.

La parcelas del valle del Esgueva están casi sin sembrar aún, salvo alguna que otra de veza y pocos trigos. Honorato Calleja, presidente de la cooperativa Valle Esgueva, comenta que “hay que esperar a ver cuándo levanta”. Cuando empezaron a llegar las nubes estaban tirando abono.

Parecido sucede en el oeste burgalés. En la comarca de Odra-Pisuerga solo han sembrado también alguna veza. Cereal no hay nada puesto porque hasta hace poco el terreno estaba muy reseco y ahora hay demasiada humedad para entrar. Pero el perspectiva es buena. “Hay que esperar a que seque algo y empezar la sementera”, comenta con optimismo el gerente de Odarpi, Cecilio Alonso.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img