spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 16, 2024
spot_img
InicioEmpresasAltacor® 35WG, la mejor elección para el control de orugas en leguminosas

Altacor® 35WG, la mejor elección para el control de orugas en leguminosas

Gracias a esta apuesta de FMC los insectos dejan de alimentarse rápidamente, muriendo entre los dos y los cuatro días

Altacor® 35WG se ha convertido en la solución de referencia para el control de orugas en leguminosas, desde su registro en noviembre de 2022. Rynaxypyr®, ingrediente activo de Altacor® 35WG, nos aporta una elevada eficacia y un control duradero, utilizado en las primeras fases del ciclo vital de los insectos, impidiendo la proliferación de plagas, sus efectos dañinos y optimizando la calidad y el rendimiento de nuestras cosechas.

Además, Altacor® 35WG presenta un buen perfil medioambiental y una excelente selectividad frente a fauna auxiliar, aspectos que conviene tener muy en cuenta especialmente en el control de ácaros.

Altacor® 35WG, es un producto de FMC a base Ryxaxypyr® (Grupo IRAC 28). Registrado en multitud de cultivos hortícolas de fruto y de hoja, en uva de mesa y ahora también en leguminosas, se presenta como una excelente herramienta para el control en un amplio espectro de orugas. Actúa a nivel de las células musculares, fijándose a los receptores de rianodina (RyRs), provocando una liberación descontrolada de calcio, e impidiendo de este modo la contracción muscular.

Los insectos tratados con Altacor® 35WG dejan de alimentarse rápidamente, se muestran aletargados y presentan regurgitación y parálisis muscular, ocasionándoles la muerte entre los dos y los cuatro días. La protección de la planta es inmediata, gracias al cese de la alimentación: la plaga deja de alimentarse y, por tanto, de hacer daño al cultivo, aunque la muerte de la plaga tenga lugar unos días tras la aplicación.

Altacor® 35WG aporta un nuevo mecanismo de acción que facilita el control de especies resistentes a otros insecticidas. Tiene una acción por ingestión principalmente y, en menor medida, por contacto. Combina la triple actividad sobre diferentes estadios de las plagas: ovicida, ovolarvicida y larvicida. Se muestra especialmente eficaz cuando es aplicado ante la presencia de las primeras larvas neonatas en el cultivo.

Adicionalmente, en este momento la actividad ovicida de Rynaxypyr® se verá incrementada, proporcionando el control deseado ante las puestas ya realizadas en el cultivo. El producto tiene una poderosa acción en todos los estadios larvales, proporcionando una protección rápida de las leguminosas (cese inmediato de la alimentación), y duradera (movimiento sistémico ascendente).

Protección eficaz y duradera

Altacor® 35WG presenta un efecto traslaminar penetrando en el tejido de las hojas, donde queda protegido del lavado por lluvia, a la vez que permanece disponible para los insectos masticadores (orugas), que se alimentan en ambas superficies de la hoja.

Su resistencia al lavado por lluvia, la nula degradación de producto por la luminosidad (fotodegradación) o por las temperaturas (como sucede en los piretroides), así como su gran potencia insecticida, constituyen las bases para la protección duradera de las cosechas.

Respetuoso con la fauna auxiliar y el medio ambiente

Este eficaz producto de FMC es conocido por su elevada eficacia de control, y por la protección inmediata del cultivo. Sin embargo, su buen perfil medioambiental y su selectividad frente a fauna auxiliar e insectos polinizadores lo convierte en una alternativa de primera elección para estrategias de Gestión Integrada de Plagas (GIP). Esto contribuye a minimizar el uso de otros insecticidas y acaricidas, al favorecer el normal desarrollo de los insectos útiles.

Altacor® 35WG en leguminosas

Las orugas en leguminosas producen pérdidas económicas importantes, no sólo por la disminución de cosecha sino por la depreciación que sufre el producto en el mercado, con un rechazo del consumidor a las legumbres que manifiesten síntomas de mordeduras de la oruga en los granos.

En el caso de Heliothis en alubias o garbanzos, las larvas roen foliolos y yemas pudiendo provocar defoliaciones importantes, pero el principal daño que ocasionan es en vaina, donde realizan un orificio para entrar y devorar los granos. Una vez devorados los granos, las larvas pueden salir dejando un orificio claramente visible y desplazándose a otras vainas.

Para un control eficaz, las aplicaciones de Altacor® 35WG se deben efectuar al inicio de la ovoposición, cuando comienzan las primeras eclosiones, y antes de la penetración de las larvas en el fruto. Gracias a su potencia de acción inmediata y duradera frente a orugas, permite una mejora significativa de la cantidad y calidad de cosecha.

Eficacia de Altacor® 35WG frente Helicoverpa armigera (HELIAR) en garbanzo
Media de 12 ensayos – Incidencia (% daño en fruto)

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img