spot_img

La publicación agraria líder

sábado, junio 15, 2024
spot_img
InicioGanaderíaEl relevo generacional o la supervivencia del sector lechero

El relevo generacional o la supervivencia del sector lechero

La falta de competitividad y los nuevos modelos de producción de los competidores europeos amenazan el liderazgo de los sectores vacuno, ovino y caprino de leche

Aitana Sánchez

El valor de la producción láctea de todas las especies lecheras supone el 17,7% de la producción ganadera en España.

En términos de valor económico, la leche de oveja se situaría en torno a los 605 millones de euros, y la leche de cabra en torno a los 396 millones de euros.

Este sector y sus ganaderos tienen un papel primordial en la vertebración del territorio, en la conservación del entorno y en la generación de empleo en zonas rurales, pero el liderazgo de España en el ovino y el caprino de leche se ve amenazado por la falta de competitividad y por los nuevos modelos de producción de los competidores europeos.

Aunque estos ganaderos están percibiendo precios récord por la materia prima, la producción nacional está disminuyendo. Países con nuevos modelos productivos, como es el caso de Holanda en el caprino de leche, están poniendo en riesgo el liderazgo de España.

Falta relevo generacional

El precio es crucial, pero otros aspectos estructurales y sociales, como la falta de relevo generacional o las nuevas exigencias europeas en materia de sostenibilidad ambiental, van a determinar el futuro de la ganadería española de ovino y caprino de leche de España.

Es el caso de César Ortega, agricultor y ganadero ovino en la zona de Villoldo (Palencia) desde hace 37 años. Su hijo pequeño, Cristóbal, de 21 años, está iniciando los trámites para dedicarse al oficio de su padre.

sector
Granja de César Ortega en Villoldo (Palencia)

“Yo empecé poco a poco. Hoy parece que se quiere hacer todo a la vez, con unas inversiones muy fuertes y con un futuro incierto, sobre todo por el tema del cambio climático y la situación internacional”, expresa César.

Este ganadero palentino compró 130 ovejas y comenzó a ordeñar a mano. “Fue duro porque ni siquiera sabía ordeñar”. Después compró ordeñadoras y reformó las instalaciones. “Quería ir poco a poco para saber dónde me metía, y si iba a ser capaz o no”, relata.

Las desventajas del sector

Su hijo tiene vocación, pero la dependencia del sector, las condiciones de trabajo y la escasez de modernización le han llevado a dejar de lado la ganadería y optar por la agricultura.

La explotación ovina de los Ortega necesitaría modernización y si Cristóbal quisiera incorporarse tendría que hacer una inversión importante. “Llevar una ganadería de 3.000 o 6.000 ovejas es más sencillo porque trabajan cinco o seis personas, y puedes tener tus días libres. Pero la nuestra es de unas 200. Yo busco calidad de vida y creo que la ganadería no me daría lo que me dará la agricultura”.

Todos estos factores son los que están provocando que los jóvenes tengan que dejar de lado este sector y que los hijos de ganaderos no decidan dar continuidad a las granjas de sus padres, lo que hace peligrar a la supervivencia del sector.

La dignificación del sector del vacuno de leche

Dentro de las producciones ganaderas, el sector vacuno lechero es el tercero en importancia económica en España, por detrás del porcino y vacuno de carne.

La actividad del sector vacuno lechero supone una importante aportación al valor anual de la producción final agraria y ganadera de España. En 2022 le corresponde el 13,6% del valor de la producción ganadera y el 5,2% del valor de la producción agraria, con un valor de la producción de 3.326 M€.

Los precios, tendencia a la baja

2023 terminó bien. El índice FEGA sitúa el precio de la leche en España para noviembre en 0,522 €/litro. Se ha producido un ajuste en torno a los 9 céntimos el litro en un año. Sin embargo, al sector le preocupa “la tendencia de bajada del precio, y las propuestas de seguir bajando por parte de la industria para el próximo trimestre”, adelantan desde la Asociación de Ganaderos Productores de Leche (AGAPROL). “Eso conlleva a que se pierda la rentabilidad que se había conseguido y es inaceptable para el sector”.

Producción, industria y distribución habían conseguido establecer un grado de sostenibilidad de toda la cadena porque había subido el precio de los lineales. Ahora, en
2024, con toda la cadena trabajando con normalidad, se ha propuesto un precio real al consumidor, “pero no sabemos por qué desde la industria se está intentando volver a presionar a los ganaderos por debajo del precio de coste o en la línea roja”, apuntan.

Desde el punto de vista de la alimentación, “en 2024 queremos mantener esa ratio. Por debajo de eso se van a generar situaciones de descenso de producción, igual que está ocurriendo, por ejemplo, en Francia, que está ahora mismo en niveles de descenso de producción del 5%, es insostenible. No queremos que pase lo mismo en España, porque sería llevar a la desaparición al sector”, declaran desde AGAPROL.

El bajo precio de la leche en Europa en estos momentos es uno de los factores que más ha influido en estas bajadas. Europa siempre ha estado muy por encima (4 o 5 céntimos) de España, ahora está en torno a 6-7 céntimos por debajo. “Si la industria sigue presionando a la baja, va a llevar al sector en 2024 a un descenso de la producción y a la carestía de leche, yogures, quesos…”.

Trabajar en la rentabilidad

Los ganaderos quieren insistir en la dignificación del sector, especialmente desde el punto de vista social, y que se deje de demonizar a un productor que mantiene unos estándares de calidad y de bienestar animal muy buenos.

“Se debe trabajar de forma multidisciplinar desde la administración y también los propios ganaderos, pero también hay que trabajar en la rentabilidad”, concluyen en AGAPROL.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img