spot_img

La publicación agraria líder

sábado, diciembre 2, 2023
spot_img
InicioJornadasEmprendimiento, una oportunidad en el medio rural

Emprendimiento, una oportunidad en el medio rural

Varios profesionales se han reunido en el encuentro del Plan de Apoyo al Emprendimiento celebrado en La Santa Espina para guiar a jóvenes a poner en marcha un proyecto empresarial

El Plan de Apoyo al Emprendimiento, puesto en marcha por Valladolid Avanza, la Asociación Polígono San Cristóbal y la Diputación de Valladolid, persigue fomentar el autoempleo entre los jóvenes y los habitantes del medio rural, un verdadero nicho de oportunidades en el que operan numerosas compañías encargadas de la producción, la transformación agroalimentaria o la logística.

Uno de estos encuentros divulgativos se ha acercado hasta La Santa Espina, en Valladolid, donde varios profesionales han trasladado sus experiencias y donde se ha guiado a 50 estudiantes en los pasos que se deben seguir para poner en marcha un proyecto empresarial.

El formato de este encuentro, abierto al público, ha consistido en una mesa redonda en el que se han intercambiado conocimientos y experiencias. El plan de apoyo al emprendimiento pretende ayudarlos a dar todos los pasos: perfilar la idea; realizar los trámites administrativos para su creación; ayudar con las obligaciones fiscales y laborales, y ofrecer algunos casos de éxito que orientan desde el conocimiento.

Entre los participantes en el encuentro, moderado por Máximo Gómez, director de Grupo Campo Comunicación, se encontraban el director general de Valladolid Avanza, Ángel Medina; Jorge Valentín-Gamazo, de la Asociación del Polígono de San Cristóbal, y el director de Iberaval Valladolid, Miguel Cano.

Impulsores del emprendimiento

Algunos proyectos, como el de la Cámara de Valladolid y la Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), ponen a disposición de emprendedores y empresas una serie de servicios gratuitos y personalizados para fomentar el ecosistema emprendedor, con el doble objetivo de consolidar el tejido emprendedor y empresarial.

Valladolid Avanza es una herramienta para el empresario que posee espacios muy competitivos para poder emprender: suelo, locales, viveros, naves y oficinas en diferentes polígonos de la provincia. “Estos eventos son muy necesarios para trasladar sus experiencias y ayudar a los jóvenes”, señala Ángel Medina, director general de Valladolid Avanza.

Ángel Medina, director de Valladolid Avanza

Por su parte, en el Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos existen multitud de proyectos de cooperación y oportunidades para emprendedores. En su preocupación por el desarrollo rural, han creado una bolsa de empleo que busca empresas y gente que quiera trabajar en ellas, ya que la mano de obra es un problema para el emprendedor. “El CDR gestiona fondos europeos que pueden ser muy útiles para que la gente tome una decisión”, anunciaba María José Mulero, coordinadora de la asociación.

María José Mulero, Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos

Otra administración cercana al medio rural es la Diputación de Valladolid, “que ayuda al emprendimiento y el Plan Impulso recoge ayudas para la iniciativa privada”, según recoge Raquel López, de la oficina del emprendedor de la Diputación de Valladolid.

Raquel López, Diputación de Valladolid

Otras empresas ayudan en la financiación de estos proyectos, como Iberaval Valladolid. “Es importante que los proyectos sean creíbles y reales”, resalta el director de Iberaval Valladolid, Miguel Cano.

Miguel Cano, director Iberaval Valladolid

En representación de la Asociación del Polígono de San Cristóbal, Jorge Valentín-Gamazo destacaba en el encuentro que a esta asociación, ubicada en la ciudad, le preocupa el medio rural y su tejido empresarial.

Jorge Valentín-Gamazo, Asociación Polígono de San Cristóbal

La importancia de la formación

Estos empresarios han tratado de trasladar a los jóvenes que quieren emprender la importancia de la experiencia basada en la formación. “Es importante que en este camino del emprendimiento haya también profesionales que te asesoren desde el punto de vista fiscal, laboral, de la inversión…”, detalla Valentín-Gamazo, en su condición de asesor.

Desde el Centro La Santa Espina pretenden hacer llegar a los alumnos lo importante que es considerar como empresa hasta la propia explotación de sus padres. “Muchos de los alumnos darán continuidad a sus explotaciones, pero lo tienen que hacer de forma profesional y empresarial”, comparte Eva Molledo, orientadora del centro y profesora de la asignatura ‘Empresa’.

Eva Molledo, orientadora de La Santa Espina

Ilusión, innovación y fracaso

Es el caso de Lourdes Contreras, agricultora, ganadera y antigua estudiante en La Santa Espina, que ha adquirido la explotación de sus padres. Lourdes ha querido transmitir la ilusión de poder dar continuidad al proyecto desde un punto de vista innovador y profesional. “Innovar es aprovechar los recursos que se tienen”, expresa.

Lourdes Contreras, agricultora, ganadera y del CFGM de Producciones Agropecuarias

Otro antiguo estudiante de La Santa Espina es José Luis Vaquero. Ahora es emprendedor y ha querido aportar a los jóvenes la importancia de la ilusión y la formación, algo que “tiene que ser constante”. Como él mismo ha confesado, la formación que le ha aportado este centro ha sido clave. “La universidad te puede dar el folio, pero no la llave inglesa, que es con lo que hay que trabajar”.

José Luis Vaquero, Bodegas Finca Vaqueros y alumno del CFGS de Vitivinicultura

Vaquero también ha querido hablar del fracaso. Todo empresario sabe que el fracaso se presenta en algún momento. “Forma parte de la vida y de lo profesional. Lo importante es saber levantarse y aprender”, declara. “Merece la pena emprender porque llevas a cabo una ilusión y una idea que además tiene que ver con la formación que has adquirido”.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
WordPress PopUp Plugin