spot_img

La publicación agraria líder

domingo, julio 14, 2024
spot_img
InicioAguaLas restricciones de la CHD también afectan, por fin, al agricultor ajeno...

Las restricciones de la CHD también afectan, por fin, al agricultor ajeno a las comunidades de regantes

Luis Alberto Nebreda, presidente de la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga, defiende una decisión "que es de puro sentido común"

Confederación Hidrográfica del Duero ha ratificado la adopción de medidas para el “uso racional” del agua durante la actual campaña de regadío en el sistema Pisuerga-Bajo Duero.

Se establece una dotación máxima de 3.500 metros cúbicos por hectárea, con la novedad de que, por primera vez, la medida afectará tanto a los regadíos que se abastecen a través de los canales del Estado como al resto de tomas de riego.

Luis Alberto Nebreda, presidente de la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga, destaca la novedad de que se trasladen las restricciones a todos los usuarios, una reclamación habitual “frente a la que la CHD venía esgrimiendo la dificultad de controlar, desde el punto de vista jurídico, a ese regante no integrado en una comunidad de usuarios”.

“Nuestra reivindicación era de puro sentido común porque en la vida debe prevalecer la igualdad”, apunta Nebreda. “Nosotros no reclamamos tener más derechos que nadie, pero tampoco queremos ser menos que nadie”, recalca.

Así las cosas, la medida adoptada por la CHD es “positiva”, aunque para el representante de los regantes resulta “incompleta”, puesto que lo ideal habría sido establecer un sistema de turnos para el riego.

En todo caso, confía en que la aprobación del decreto sobre la sequía permita la adopción de determinadas medidas favorables al agricultor, como una reducción de los cánones de riego.

No habrá unidad de cuenca

Los sistemas Pisuerga y Bajo Duero presentan ahora mismo una situación comprometida, al disponer de unas reservas en los embalses de Aguilar, La Requejada y Cervera-Ruesga del 48,5% en su conjunto, lo que supone 26 puntos menos que la media de los últimos diez años.

Pero para Nebreda, no será posible ver atendida una demanda tradicional: “Que se mantenga un principio de unidad de cuenca que permita llevar agua a quienes están en una situación peor”, procedente de áreas excedentarias. “El agua es un bien público, es de todos, y por lo tanto sería de justicia una aportación de 20 o 30 hectómetros cúbicos. Pero han hecho oídos sordos a esa solicitud”, lamenta.

De forma global, la sensación del regante es “más de decepción que de alegría, ya que la CHD tiene unos medios materiales muy escasos, de modo que ya veremos cómo consigue controlar esas tomas de agua por parte de quienes van por libre”, apunta.

El 24 de abril se celebrará una nueva reunión de la Junta de Explotación del sistema Pisuerga-Bajo Duero, lo que permitirá evaluar de nuevo la situación.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img