spot_img

La publicación agraria líder

lunes, julio 22, 2024
spot_img
InicioSectorAgropal apuesta por un campo más rentable con semillas de alta calidad

Agropal apuesta por un campo más rentable con semillas de alta calidad

La cooperativa ha puesto en marcha en Magaz de Pisuerga el Centro de Alto Rendimiento de Selección de Semilla Certificada. Este Centro está dotado de las más altas tecnologías en procesado de semillas, con un rendimiento superior a 20 toneladas por hora

 

El sector cerealista tiene una oportunidad de oro para ser más rentable ante la próxima campaña de siembra. Agropal ha puesto en marcha el Centro de Alto Rendimiento de Selección de Semilla, con capacidad para procesar 20 toneladas por hora que permite dar una respuesta inmediata a las necesidades de producción de semilla que tiene nuestra agricultura para ser más eficiente y competir en los mercados actuales.

Su rendimiento multiplica por cinco la velocidad de las seleccionadoras convencionales, y además de la aplicación de insecticidas y fungicidas, la semilla puede recibir micronutrientes y bioestimulantes esenciales en el momento de la nascencia. De este modo la planta podrá disponer desde la nascencia de los recursos necesarios para un desarrollo vigoroso.


El centro selecciona semilla certificada R1 y R2, tanto del Grupo Agropal como de las cooperativas y empresas que contraten este servicio. También se puede seleccionar a maquila la semilla a explotaciones agrarias de tamaño importante (cantidad mínima un camión).

Este Centro supone para el agricultor un ahorro de tiempo y también de dinero muy importante, como señala el gerente de la cooperativa, César Reales.

El tiempo es crucial en plena campaña de siembra y un agricultor que quiere procesar una cantidad grande de grano puede tardar hasta cuatro días, “mientras que con esta planta esa misma cantidad quedará seleccionada y tratada en medio día”.

El objetivo a medio plazo es seleccionar más de 15 millones de kilos, entre el grano de los socios y lo contratado por agricultores y cooperativas. “Nuestra voluntad es alcanzar acuerdos con otras cooperativas y llegar a beneficiar a más de 25.000 agricultores”, señala Reales.

De hecho, son numerosas las empresas que muestran interés por las oportunidades que les brinda esta alta tecnología, pero sin realizar una inversión como la realizada por Agropal. La inversión de más de cuatro millones de euros permite disponer de un Centro único, dotado de las más altas tecnologías en procesado de semillas.

“Una inversión de estas características solo se puede abordar si cuentas con dimensión suficiente, y nuestra cooperativa cuenta con 8.000 socios y 35 centros de distribución”. En todos ellos puede adquirirse semilla certificada este año y también se ofrece la posibilidad de servirla a domicilio si se supera el pedido mínimo.

El Centro de Alto Rendimiento también cuenta con una seleccionadora óptica, capaz de diferenciar los granos por color y forma, que resuelve problemas que sería imposible abordar desde la selección convencional, como las cuestiones sanitarias, el separar trigos de cebadas… o vezas de lentejas, ya que una de las novedades que aporta este sistema es que se va a poder procesar semilla de legumbre. “Es un centro abierto a todo el sector de cereal y leguminosas”, recalca Carlos Colmenares, director del Centro de Alto Rendimiento.

Como él mismo indica, “una selección de calidad ahorra dinero porque hace necesaria una menor dosis de siembra. Gracias a los tratamientos que realizamos se ha conseguido una mayor capacidad de germinación, una semilla de alta calidad que resulta clave para que la nascencia se dé en las mejores condiciones”. “Si la planta crece con vigor y homogeneidad será el mejor arranque para el cultivo”, remacha.

Semillas de primera calidad

En Agropal la comercialización de semilla tiene su punto de partida en los campos de ensayo de la cooperativa, donde se seleccionan las mejores variedades tanto por capacidad de producción como por rusticidad o resistencia a enfermedades. Los campos de ensayo están situados en Palencia, Zamora y Valladolid, “con lo que comprobamos el comportamiento de las variedades en diferentes zonas”, como apunta Carlos Colmenares. Este año se han probado cuarenta variedades de trigo y otras tantas de cebada.

La nueva etapa que se abre en esta actividad dentro de la cooperativa supone un nuevo avance para los agricultores. “Llevamos más de 20 años trabajando para eliminar elementos que no aportan valor al agricultor y que perjudican su calidad de vida”, relata César Reales.

Elementos como el saco, el palé o el retractilado “suponen un coste innecesario para el agricultor y una fuente de contaminación para el medio ambiente”, subraya. Y es que, por ejemplo, “no se puede llenar una sembradora de 3.000 kilos con sacos de 40, y asumir el coste”. Más bien al contrario, “el agricultor querrá pagar por aquello que le aporte valor, que es una semilla de calidad, con sanidad y con una elevada capacidad de germinación y vigor en la nascencia”, recalca.

En el Centro de Alto Rendimiento la semilla, una vez procesada, se suministrará a granel a aquellos agricultores que nos pidan cantidades transportables con los medios de transporte habituales y los pedidos más pequeños los suministraremos en big-bag de 500 o 1.000 kilos o bien en sacos de 25 kilos debidamente paletizados.

En resumen, este Centro de Alto Rendimiento surge como un nuevo concepto de producción y manejo de semilla certificada, con procesos más simples, menos gastos, más rendimiento, menos trabajo, más comodidad y por tanto mayores beneficios para los agricultores.

Agropal es hoy una cooperativa que se extiende por todo el territorio de Castilla y León y Cantabria que tiene como principal objetivo mejorar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas y mejorar la calidad de vida de los profesionales del campo.

Maximizar la eficiencia

Es un ejemplo más de la actividad empresarial desplegada por la cooperativa, con un gran esfuerzo por diversificar las actividades, “con diferentes ramas que aportan valor al socio”. Y es que el agricultor y el ganadero que forman parte de Agropal son conscientes de que en ningún sitio les van a dar tantos servicios.

Dentro de una cadena integrada que se inicia con la semilla, la recepción del grano, continúa con la elaboración de piensos y la recogida de leche al ganadero y finaliza en la elaboración de queso y la comercialización del producto a los supermercados. “Es una cadena que hoy por hoy no hace nadie más”, recalca César Reales.

 

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img