spot_img

La publicación agraria líder

domingo, julio 14, 2024
spot_img
InicioSectorLa Junta impulsa la agricultura ecológica, que alcanza las 42.659 hectáreas en...

La Junta impulsa la agricultura ecológica, que alcanza las 42.659 hectáreas en la región

La consejería organiza nueve jornadas dedicadas a esta forma de trabajo en las diferentes provincias de Castilla y León. El número de agricultores ‘eco’ se incrementa anualmente, atraídos por unos gastos menores y por un mercado al alza

El número de operadores que se apuntan a seguir las prácticas de agricultura ecológica crece lentamente y el año pasado lo hizo en un 10%, hasta los 849 agricultores y ganaderos. Son profesionales que se sienten atraídos por una forma de trabajo más pegada a la tierra, que afecta al entorno en menor medida y también, supuestamente, que pone en el mercado alimentos más saludables.

Pero el atractivo fundamental es que los números salen. Trabajar dentro de los parámetros de lo ‘eco’ cuenta con ventajas, como pequeños ahorros en tratamientos o el generar un producto con mayor valor añadido, con una remuneración superior. Incluso el agricultor o ganadero se beneficia de diferentes líneas de ayuda, si bien todas las partes implicadas advierten de que el profesional debe valorar si le interesa trabajar de este modo al margen de las subvenciones.

Plan Estratégico

Nuria de la Lama es coordinadora del Plan Estratégico sobre Agricultura Ecológica diseñado por la consejería. Define esta agricultura como un sistema de trabajo “que tiene más en cuenta el ciclo de la planta, en el que cobra gran importancia el manejo del suelo para que tenga más vida de microorganismos; una forma de trabajo que fomenta la biodiversidad”.

Una de las ideas que rechaza es que para desarrollar la actividad en este marco “no haya que hacer nada o haya que hacer menos”. Al contrario, “requiere un alto grado de profesionalidad”.

Doce líneas de ayuda para lo ‘eco’

De la Lama destaca que son doce las ayudas previstas por la Junta para esta forma de trabajo, como las dirigidas a la instalación de jóvenes agricultores ecológicos, que se destinan a personas entre 18 y 40 años. Son de 100.000 euros por cada unidad de trabajo, con un límite de 200.000 por explotación.

También menciona las ayudas a fomentar el desarrollo de las producciones ecológicas (referentes a sufragar las diferentes certificaciones necesarias para el productor ecológico) o las dirigidas a la industria de transformación. También las encaminadas a la implantación de una red estable de mercados locales, “destinadas fundamentalmente a ayuntamientos y que requieren que los mercados se celebren al menos una vez al mes, dentro de un programa mínimo de tres años”.

Cómo es el proceso de conversión

El agricultor que vea en lo ecológico una vía profesional más interesante, o más rentable, debe pasar por un periodo de conversión. Para Manuel Fernández, técnico de la Subdirección de Calidad y Promoción Alimentaria de Itacyl, el tiempo de conversión de una explotación convencional a una ecológica es de dos años para los cultivos, incluidos pastos y forrajes. Entre las excepciones cabe mencionar a los cultivos perennes y leñosos, en los que ese periodo es de tres años.

Por supuesto, el proceso tiene su vertiente administrativa, con una serie de trámites necesarios para realizar esa conversión. Fernández detalla un primer paso, que es el de “informarse sobre lo que es y lo que supone la agricultura ecológica”. El segundo es el de dirigirse al Consejo de Agricultura Ecológica de Castilla y León (Caecyl) o cualquier otro organismo de control para manifestar interés por esta forma de trabajo.

Como tercer paso el productor se dará de alta en el Registro General de Agricultura Ecológica de Castilla y León (Reggae) y como pasos finales el técnico de Itacyl destaca una visita de comprobación de instalaciones y la emisión de un certificado que habilita como operador ecológico.

Evidentemente, esa labor de inspección se prolonga en el tiempo, de modo que Fernández destaca el papel garante del Itacyl, “que se encarga de comprobar que los productores cumplen las especifidades previstas en la normativa, tanto nacional como autonómica”.


Fotografía: AEFA

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img