spot_img

La publicación agraria líder

martes, junio 18, 2024
spot_img
InicioAgricultura ecológicaJosé Manuel Raposo: “En Tierra de Campos poner alfalfa ecológica se puede...

José Manuel Raposo: “En Tierra de Campos poner alfalfa ecológica se puede hacer sin problemas y decidí apostar por ello”

El agricultor José Manuel Raposo, de Melgar de Abajo (Valladolid) tiene una parte de su explotación en ecológico. En concreto, 161 hectáreas de alfalfa. Parte en secano y parte en regadío.

Va realizar sus primeras ventas en ecológico, gracias a que el pasado 15 de mayo finalizó el proceso de conversión de convencional a ecológico. Ya está en conversaciones con vaquerías en ecológico de la comarca.

Se decidió por lo ecológico como una vía para diversificar su producción y asegura que “en Tierra de Campos poner alfalfa ecológica se puede hacer sin problemas y decidí apostar por ello”.

La mala suerte ha querido que este primer año de producción ecológica las producciones no vayan a ser muy buenas para este agricultor de Melgar de Abajo. En el caso del secano porque ha habido escasez de lluvias y en el caso del regadío porque la temperatura y la radiación solar no han sido las ideales en las últimas fechas. Además, las heladas que se produjeron a mediados de abril, poco antes de Semana Santa, hicieron que las plantas detuvieran su crecimiento.

José Manuel dispone de una rastra ecológica, que le ha dado “un buen resultado”. La maquinaria que destina a ecológico también la emplea en el resto de cultivos, sobre todo en las fincas de cereal en siembra directa.

No ha realizado ninguna inversión específica para la conversión a eco, de modo que confía en que este primer año le salgan los números, “sobre todo porque los costes son inferiores al cultivo en agricultura convencional”, apunta.

Por otro lado, la fertilización la realiza vía foliar, fundamentalmente con boro y aminoácidos. “Si veo que estos días vuelve a llover, entraré en la alfalfa de secano con estos abonos”.

Ataque de insectos

Este año la provincia de León y zonas próximas, como la Tierra de Campos vallisoletana, han sufrido el ataque de insectos, por lo que está por ver qué consecuencias tendrán estos ataques sobre la producción. En ecológico, una de las soluciones ante los ataques de insectos está en adelantar la siega, que se hace en verde, y hacer bolas.

Otra solución, durante la parada invernal, es hacer pases sobre la alfalfa con un ‘cusquil’, de modo que se matan tanto malas hierbas como huevos de insectos. Esta especie de grada, pero con rejas más pequeñas, permite que la tierra esté más fina, pero apenas se mete en la tierra unos cinco u ocho centímetros y respeta la raíz de la alfalfa.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img