spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 16, 2024
spot_img
InicioCereal7 razones para aplicar abonado de fondo en cereal

7 razones para aplicar abonado de fondo en cereal

Una elección correcta en tiempo y cantidad puede ser la clave de un gran rendimiento del cultvio

La aplicación de abonado de fondo en el momento de la siembra del cereal permite poner a disposición del cultivo los nutrientes necesarios para lograr una nascencia y ahijado adecuados, que condicionan el rendimiento y calidad final de la cosecha.

A continuación, presentamos las siete razones por las que debes aplicar abonado de fondo en tu cereal.

  • Nascencia y ahijado: claves en la determinación del potencial productivo del cereal.

    Durante la nascencia, se requiere de una alta cantidad de energía en forma de ATP, constituido por fósforo inorgánico. Por tanto, el desarrollo de las primarias queda condicionado por la disponibilidad de fósforo en cantidad suficiente y en forma asimilable.

    Durante el ahijado, se forman los tallos secundarios y la emisión de raíces secundarias, por lo que la demanda de energía irá en aumento hasta la etapa de floración. La disponibilidad de nutrientes durante esta etapa condiciona la máxima expresión del potencial genético varietal, determinando el número de hijos viables, y por tanto, las espigas por metro cuadrado.

    • Conformación de un sistema radicular equilibrado desde el ahijado

    La generación de un sistema radicular proporcionado, potente y con capacidad de renovación, sienta las bases del crecimiento vegetativo, permitiendo una mayor superficie de exploración, y consecuentemente, un aumento de la capacidad de absorción de agua y nutrientes, así como la resistencia inducida a factores abióticos como el estrés hídrico y salino.

    Se debe tener en cuenta que cuando la planta inicia el ahijado ya está conformado el 50% del sistema radicular, completándose al 95% en el estado de dos nudos.

    • Balance hormonal. Desarrollo radicular y aéreo equilibrado

    Se debe considerar a la raíz como el “cerebro” de la planta, puesto que en ella se sintetizan algunas de las fitohormonas, que regulan el desarrollo fisiológico de la planta y las etapas fenológicas.

    La disponibilidad de Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K), mantiene sano y rejuvenecido el sistema radicular, lo que garantiza una producción suficiente de citoquininas, permitiendo la correcta formación del nudo de ahijamiento y, por tanto, una relación óptima de Número hijos por planta.

    • Asegurar la disponibilidad de nutrientes durante todo el ciclo de vida del cereal

    Aunque las necesidades máximas de NPK se requieren a lo largo del encañado hasta la floración, las plantas jóvenes, absorben proporcionalmente más rápido e intensamente los nutrientes que en las fases posteriores de desarrollo.

    Los tres nutrientes actúan sinérgicamente desde el inicio al final del cultivo, interviniendo en el desarrollo radicular, la capacidad de ahijado, en los procesos de floración, fecundación, granación y calidad del grano; siendo un elemento indispensable de inicio a fin del ciclo.

    • La eficacia del abonado de cobertera influenciada por el abonado de fondo en cereal

    El aprovechamiento del N aplicado en cobertera será mayor cuanto más potente y activos sea el sistema foliar y radicular ya que estará preparado para una mayor velocidad en la toma y transformación de nutrientes que se demanda en las fases posteriores del cultivo.

    La optimización del aprovechamiento del nitrógeno tiene lugar cuando el resto de los nutrientes esenciales están presentes y disponibles en cantidades suficientes. Los efectos de las sinergias NP, NS y NK están científicamente contrastados.

    • Experiencias en campo que evidencian los beneficios del abondo de fondo en cereal

    Cientos de experiencias en campo llevadas a cabo por TIMAC AGRO evidencian la importancia del abonado de fondo, obteniéndose un incremento de hasta un 15% de la capacidad de nascencia y ahijado. El impacto en el rendimiento final puede influir hasta en un 10-15%.

    • Liberación de nutrientes según la demanda de la planta.  D-Coder Top

    D-Coder Top es el único fertilizante que se adapta a las necesidades nutricionales de la planta según el estado fenológico, ya que su tecnología le permite liberar los nutrientes atendiendo a las señales (ácidos orgánicos) emitidas en la rizosfera.

    Este fertilizante está formado por una fracción starter, que permite la entrega de nutrientes asimilables durante la nascencia e inicio de ahijado. La segunda fracción mayoritaria, la constituye la fracción D-coder, insoluble al agua, pero soluble a los ácidos orgánicos rizosféricos, entrega los nutrientes a demanda según la velocidad de desarrollo. Los complejos PES y FMR, potencian la emisión de señales y multiplican la actividad rizosférica, conforman un sistema radicular equilibrado y favorecen el desarrollo vegetativo.

    NOTICIAS RELACIONADAS
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img