spot_img

La publicación agraria líder

lunes, abril 22, 2024
spot_img
InicioEmpresas¿También en el campo debemos registrar nuestra jornada laboral?

¿También en el campo debemos registrar nuestra jornada laboral?

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el 12 de marzo un decreto ley de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, que entre otras medidas obliga a las empresas a garantizar el registro diario de la jornada. Desde las organizaciones agrarias se ha trasladado al Gobierno la “complicación” de aplicar esta norma al sector agrario, y en concreto Asaja ha destacado algunos aspectos que suscitan dudas.

Obligatorio para todos los trabajadores

El registro se debe aplicar a la totalidad de los trabajadores, al margen de su categoría o grupo profesional, a todos los sectores de actividad y a todas las empresas, cualquiera que sea su tamaño u organización del trabajo.
Por lo tanto, esta obligación no afecta directamente a los trabajadores autónomos, ya que no están dentro del ámbito de aplicación del Estatuto de los Trabajadores. No obstante, aquellos trabajadores autónomos que tengan trabajadores a cargo sí deben llevar a cabo un control de la jornada desarrollada por sus asalariados. En este sentido, el trabajador autónomo actúa como un empresario y asume las responsabilidades propias de este.

Hay que incluir el inicio y el final de la jornada laboral

La obligación formal es que el registro diario de jornada deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada trabajador. La norma no dice nada más, si bien es conveniente que el empresario lleve algún control de todo lo que forma parte de la jornada, en especial lo relativo a las pausas, tanto obligatorias como voluntarias, para poder eludir la presunción de que todo el tiempo que media entre el inicio y finalización de jornada registrada constituye tiempo de trabajo efectivo.

Escoger el sistema de registro

El tipo de sistema de registro responderá a la libre elección de la empresa, siempre que garantice la fiabilidad e invariabilidad de los datos y refleje, como mínimo, cada día de prestación de servicios, la hora de inicio y la hora de finalización de la jornada. Salvo futura modificación normativa que lo especifique, se puede realizar mediante sistemas manuales, analógicos o digitales.
No obstante, si el sistema de registro establecido requiere el acceso a dispositivos digitales o el uso de sistemas de videovigilancia o geolocalización, debe respetarse el derecho a la intimidad previsto en la legislación.

¡Cuidado! Las sanciones están al acecho

Se considera como una infracción grave en materia de relaciones laborales, sancionable con multa, en su grado mínimo, de 626 a 1.250 euros, en su grado medio de 1.251 a 3.125 euros y en su grado máximo de 3.126 a 6.250 euros.

Los socios de las cooperativas no son trabajadores

La relación de los socios trabajadores con la cooperativa es societaria y no laboral, por lo que no es de aplicación el Estatuto de los Trabajadores y tampoco el registro de jornada.

El registro puede ser flexible… en algunos casos

Dado que cabe variabilidad de la jornada diaria de trabajo, cuyo cómputo a efectos de determinación del tiempo de trabajo realizado requiere periodos o secuencias temporales superiores al día, el registro diario de jornada, exigible en todo caso, deberá ponderarse y globalizarse a efectos de control y contabilización del tiempo de trabajo efectivo en dichas secuencias.

¿Qué pasa si subcontrato?

En caso de que un empresario subcontrate con otro la realización de un servicio de su propia actividad, puede surgir la duda de quién será el responsable de la obligación de llevar este registro.

¿Y qué dicen los trabajadores?

Juan Manuel Ramos, responsable de Acción Sindical de Industria en CCOO de Castilla y León, reconoce que el sector de la agricultura es complejo y que el trabajo depende del ciclo del cultivo, “pero hay unas líneas generales que son comunes con el resto de actividades”.
Una de ellas puede ser la obligación del registro horario, y es que “estamos en el siglo XXI y todo el mundo tiene capacidad para llevar ese registro, apoyándose en la tecnología”. “No compartimos los recelos de la patronal, aunque los comprendemos porque la incomoda”, recalca. “Estamos convencidos de que hay precariedad en el campo e iniciativas como la del registro horario hace que se arroje luz sobre ello”, recalca Ramos.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img