spot_img

La publicación agraria líder

martes, marzo 5, 2024
spot_img
InicioFertilización¿Aumentar la producción sin rebajar la calidad? La clave está en el...

¿Aumentar la producción sin rebajar la calidad? La clave está en el abonado

El tiempo sigue marcando el día a día de la agricultura. Sin ir más lejos, el mes de febrero ha sido uno de los más secos en Castilla y León desde que hay registros, lo que en el secano ha permitido recuperar el tiempo y sembrar en muchas zonas, como en el norte de Palencia y Burgos. En esas áreas, por razones obvias, se ha sembrado mucho más cebada que trigo, con una muy buena nascencia.

José Ángel Cortijo. Fertiberia
José Ángel Cortijo. Fertiberia

Siembras tardías

A día de hoy se puede decir que el cereal temprano está bastante adelantado, pero que el más tardío está en condiciones de recuperar el tiempo perdido.

En ese sentido, sería interesante que en lo que resta de marzo tuviéramos unas noches frías, de modo que el cereal no ‘olvide’ la época en la que estamos y no sea demasiado vulnerable a las heladas.

Un sencillo vistazo a las parcelas deja muy claro que en las fincas bien abonadas ha habido un crecimiento muy bueno, incluso respondiendo bien ante los ataques de hongos que se han producido. Todo el mundo sabe que una planta bien alimentada tiene una mayor capacidad de aguante; la alimentación será la primera línea de defensa, previa a los tratamientos que debamos efectuar.

Una reflexión en secano

Si las lluvias caídas nos hacen calcular un aumento de la capacidad productiva, el agricultor deberá reflexionar sobre el abonado que ha realizado; quizá sea necesario realizar una nueva cobertera para adecuar los nutrientes disponibles a esa mayor capacidad de producción.

Cultivos de primavera

Las temperaturas suaves han adelantado la campaña de los cultivos de regadío. La remolacha está muy adelantada y es de esperar que los hielos no hagan daño a la planta, pero lo que no tiene discusión es que hay una relación directa entre el adelanto de la siembra y el incremento en los rendimientos.

Siembras tempranas en remolacha

En remolacha deberemos ajustar el abonado de cobertera a la producción esperada, que este año es en principio muy grande gracias a las siembras tempranas. Con un abonado adecuado conseguiremos más toneladas por hectárea, pero también una mayor calidad, es decir, una mayor producción de azúcar. De ese capítulo dependerán nuestros ingresos.

De lo abstracto a lo concreto

A veces se olvida que el fertilizante contribuye a producir más de la mitad de los alimentos del mundo. Ese dato, que puede parecer abstracto cuando se toma de forma general, se convierte en algo mucho más palpable cuando hablamos de abonado de fondo en cultivos como patata y maíz.

La calidad del maíz

El maíz es la mayor superficie de riego en Castilla y León, sobre todo concentrada en la provincia de León. En relación con este cultivo, debemos recordar la necesidad de realizar una fertilización racional y equilibrada, ya que el abonado es el medio para obtener una buena producción en términos de cantidad, pero también de calidad.

El abonado, esencial en la patata

En el caso de la patata, esa mayor calidad será fundamental si estamos produciendo patata para industria, o bien un tubérculo destinado a la conservación. Por eso el abonado no es una tarea que nos podamos plantear de forma rutinaria o descuidada.

También respecto a estos cultivos debemos subrayar que la fertilización debe ir orientada a la producción esperada. Estamos ante una reflexión importante, ya que las diferentes zonas poseen unos rendimientos diferentes por el tipo de suelo, por el clima o por la variedad empleada. Todo ello, sin perder de vista que los rendimientos crecen de año en año, gracias a que trabajamos en un sector cada vez más profesional.

No todo es nitrógeno

También es cierto que en ocasiones se producen errores al planificar el abonado como consecuencia de que se acude a la bibliografía y se establecen disparatadas relaciones de proporción entre toneladas de maíz y unidades de nitrógeno.

Por eso en esta sección siempre hemos defendido que a un análisis de suelo bien interpretado por un experto le debe seguir una correcta recomendación de abonado.

Se debe tener en cuenta que hay otros elementos que no son el nitrógeno. Debemos ser rigurosos y recordar, cuando alcanzamos importantes niveles de producción, que la clave de la fertilización puede residir en los bloqueos entre elementos.

Lo mismo cabe decir de cultivos como la alfalfa, que tendrá mayor cantidad de fibra o de proteína en función del abonado que realicemos.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img