spot_img

La publicación agraria líder

lunes, marzo 4, 2024
spot_img
InicioGeneralAnsemat: “El mercado de maquinaria agropecuaria ha caído un 50% con el...

Ansemat: “El mercado de maquinaria agropecuaria ha caído un 50% con el estado de alarma sanitaria”

El sector de la maquinaria agrícola sigue en activo para atender las necesidades de la agricultura, pero no es tampoco ajeno a lo que supone el estado de alarma. Según la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes (Ansemat) “el mercado ha caído aproximadamente un 50% (todos los vehículos agrícolas), y este porcentaje coincide con la media de valoraciones de las empresas (fabricantes, importadores y concesionarios), aunque obviamente hay diferencias en función del tipo de empresa y el producto que comercializa. Los imprescindibles para realizar las tareas que exigen los cultivos en este momento tendrán caídas más suaves”.

Ignacio Ruiz Ansemat
Ignacio Ruiz (Ansemat).

“Lo que interesa ahora mismo es que el sector se ha visto respaldado por el Gobierno y, sobre todo, por la sociedad en su conjunto, y eso hace que las previsiones para el resto del año sean más esperanzadoras, dentro de la gravedad de la situación”, confía Ignacio Ruiz, secretario general de Ansemat, que considera que “es pronto aún” para hacer una valoración económica.

Días antes de la declaración del estado de alarma, el mercado de maquinaria agrícola empezó de frenarse por la incertidumbre reinante en ese momento, así que la publicación del Real Decreto 463/2020, el pasado 14 de marzo trajo consigo una parada automática del mercado.

Los agricultores y ganaderos no sabían qué efectos podía tener en su actividad y, por lo tanto cualquier, inversión quedó en suspenso durante los primeros días. Ansemat ha estado trabajando constantemente con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para definir cuales eran los requisitos que se debían cumplir durante el estado de alarma, ya que la legislación no quedaba totalmente clara y las empresas tenían dudas de si podían seguir trabajando. Han informado puntualmente a todas las empresas del sector (fabricantes y sus proveedores, distribuidores, concesionarios, talleres de reparación y empresas de alquiler) de que su actividad es necesaria para no romper la cadena de producción de alimentos, y los agricultores y ganaderos saben que deben seguir trabajando para toda la sociedad.

“Estos mensajes de apoyo al sector agrario han servido para ir recuperando poco a poco la confianza, aunque está claro que solo existe mercado de urgencia, comercialización y reparación, para que no cese la actividad agraria. Los fabricantes solo pueden trabajar cuando no existan equipos y componentes disponibles en la red de distribución”, especifica Ruiz.

Según los datos de matriculaciones de la Dirección General de Tráfico, todos los tipos de vehículos agrícolas están en condiciones muy similares en lo que respecta a variaciones interanuales. Con estos datos agregados no es posible hacer de momento un análisis más detallado, y habrá que esperar a la publicación de los datos del Registro Oficial de Maquinaria Agrícola, aunque se puede estimar que los equipos más afectados van a ser aquellos que no se encuentran en campañay su utilización no es urgente en estos días.

Repercusión en concesionarios y talleres

Desde el primer momento Ansemat ha considerado a los concesionarios y talleres como parte esencial del sector y ha puesto en valor su actividad para que fueran incluidos en la legislación específica que establece qué vehículos de empresa pueden circular por las vías públicas, y por supuesto en el resto de informaciones oficiales donde se menciona que la maquinaria agrícola es un sector esencial.

También ha puesto en marcha unas encuestas periódicas internas para conocer la situación de sus negocios y analizar su evolución cada semana. Desde la publicación del Real Decreto Ley 10/2020 del domingo 29 de marzo, se ha notado una mejoría en la apreciación de la actividad tanto en concesionarios como en talleres. “Su trabajo es imprescindible en estos momentos”, recalca el secretario general de Ansemat.Segadora

En el sector de la maquinaria agrícola, desde el primer momento, se han seguido todas las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, de forma que se ha fomentado el trabajo desde casa, y se ha ido regulando la afluencia de clientes a los locales comerciales (mediante cita previa). Las empresas tienen sus protocolos de actuación con los trabajadores, y se les entregan certificados donde se justifica la legislación que se está cumpliendo en cada momento.

Medios telemáticos

Todas las actividades que pueden sustituirse por medios telemáticos se han cambiado para proteger a los empleados y eliminar el riesgo de contagio, y esto a su vez tiene repercusiones positivas para los empleados imprescindibles que pueden seguir yendo a realizar su actividad, ya que la presencia de trabajadores se ha reducido en los locales comerciales. El resto de actividades que requieren manipulación es necesario mantenerlas con trabajadores en las instalaciones y en el transporte y entrega de mercancías.

Además, hay que tener en cuenta que el comercio por internet, teléfono o correspondencia también está permitido durante el estado de alarma, por lo que aquellos equipos (por ejemplo, las máquinas portátiles que no sean agrícolas) que es posible comercializar así pueden seguir con su actividad, conforme a lo establecido en la legislación y en las guías publicadas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Contacto con el agricultor

La comercialización de maquinaria agrícola se caracteriza por tener una interacción estrecha con el agricultor, pero en estos momentos se tiene que sustituir por otros medios (teléfono, correo, redes sociales) para proteger a todos los ciudadanos. “Las empresas están potenciando su actividad en las redes sociales y medios de comunicación para informar a los agricultores y ganaderos de los nuevos procedimientos para realizar esta interacción sin poner en peligro de contagio a nadie”, confirma Ruiz.

“Es importante buscar oportunidades cuando surgen problemas, y el sector agrario es necesario siempre y se ha comprobado que, en momentos de emergencia, lo es más todavía. Pueden cambiar hábitos de consumo hacia una buena y completa alimentación, se valora mucho a los agricultores y ganaderos, y es algo que debemos tener en mente para arrancar de nuevo cuando consigamos derrotar al Covid-19. Saldremos reforzados de esta situación, no me cabe la menor duda”, concluye el secretario de la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img