spot_img

La publicación agraria líder

martes, abril 23, 2024
spot_img
InicioGeneralCultivo de patata en invernadero, una apuesta en el campo sevillano

Cultivo de patata en invernadero, una apuesta en el campo sevillano

La empresa Contagri cultiva entre 10 y 15 hectáreas de patata ecológica en invernadero en la localidad de Aznalcázar (Sevilla)

Los nuevos tiempos que corren en la agricultura obligan al agricultor a adaptarse a las demandas del mercado. Los requerimientos del consumidor generan nuevas oportunidades de negocio para el campo.

Este es el caso de la empresa Contagri, que apostó hace diez años por cultivar patata en invernadero en la localidad de Aznalcázar (Sevilla). “Empezamos con este proyecto porque uno de nuestros clientes belgas nos demandaba patatas ecológicas durante más tiempo de su periodo natural”, explica Marco Román, gerente de la compañía.

Detalle del cultivo en invernadero

“Nosotros hacemos un cultivo de patata ecológica que empezamos normalmente en abril y estamos hasta junio o julio con él. Este cliente necesitaba cubrir la demanda en los meses de marzo y abril y no quería traer patata de fuera de las fronteras de la UE por tema de la huella de carbono y sostenibilidad. Ahí decidimos montar esta estructura”, cuenta Román a la Revista Campo.

Actualmente cuentan con una explotación de entre 10 y 15 hectáreas, dependiendo de las necesidades de volumen anuales. Las siembran se realizan a mitad de octubre, principios de noviembre y se recolectan a mitad de marzo, “por lo que logramos producto para suministrar a esta cadena durante los meses de marzo y abril”.

Cultivo en invernadero

Con el macro túnel consiguen unas condiciones ideales para la producción del cultivo. “Este año hemos tenido días con hasta -4º y el cultivo no se ha visto afectado”, explica Román. Mediante este sistema, se consiguen controlar todas las condiciones: humedad, riego por goteo y nutrición. “Utilizamos abonos y tratamientos orgánicos con azufre, silicio… lo que se hacía hace 50 o 60 años, pero en este tipo de sistemas de plantación”.

Invernaderos para el cultivo de patata de Contagri en Azanalcázar (Sevilla)

Apuestan por la variedad Águila de la que recolectan entre 300 y 350 toneladas que se venden prácticamente en un mes. “Es la que nos demanda el cliente porque en un panel de sabor el consumidor final le dio la nota más alta”, explica. Se trata de un producto con una gran demanda en el mercado belga. “Cuando dejamos de tener esta variedad el cliente nos llama para preguntarnos que cuándo vamos a volver a tenerla porque hay demanda en el supermercado de personas a las que le apetece comprarlas”, cuenta.

La inversión para producir patata en invernadero ronda los 8.000 o 10.000 euros por hectárea. Los plásticos se montan y desmontan cada año en función de la rotación de parcelas.

“Yo tenía la certeza de que esto iba a funcionar”, nos cuenta Román. La compañía amortizó la inversión en infraestructura e instalación en los 4 primeros años de trabajo, gracias al buen precio de salida al mercado del producto y al compromiso cerrado con la cadena belga, que ya cumple 10 años. “Es un cultivo que tiene rentabilidad“, nos confirma Román.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img