spot_img

La publicación agraria líder

sábado, abril 13, 2024
spot_img
InicioGeneralEditorial CAMPO 59. Trabajo, profesionalidad y amor por lo que hacemos

Editorial CAMPO 59. Trabajo, profesionalidad y amor por lo que hacemos

El calendario continúa su marcha imparable y cuando aún no hemos terminado de hacer balance del año ya hemos entrado de lleno en septiembre, con otra campaña encima.

Ahora mismo con la mirada siguiendo cada nube, pendientes del agua para hacer las labores de sementera o sembrar la colza, un cultivo por el que sigue apostando Castilla y León. Así lo hemos visto recientemente en la jornada técnica organizada por CAMPO en Villamarciel.

El sector también sigue pendiente de cultivos importantes para nuestra región como la patata, la remolacha, las hortícolas o el maíz, todavía por recolectar en su mayoría y que son claves para la rentabilidad de nuestras explotaciones.

Siempre el agua

Sin parar llegará la próxima campaña y habrá que estar atentos al agua, siempre el agua, con unas reservas por encima del 60% en Castilla y León, lo que permite planificar con cierta tranquilidad las siembras de primavera para quienes rieguen con aguas superficiales. Al mismo tiempo, los regantes con aguas subterráneas tienen un ojo puesto en las siembras y el otro en la CHD, cuya nueva presidencia debe trasladar cuanto antes sus prioridades respecto a los acuíferos. Todos seguimos pendientes de la constitución de las CUAS.

Este número de CAMPO sale a la calle volcado con el cultivo mayoritario de Castilla y León, que sigue siendo el cereal. Por eso ofrecemos un exhaustivo análisis de las producciones registradas en Castilla y León, pero también de su calidad y de los grandes protagonistas de estas últimas semanas: los precios y los mercados en los que estos se definen.

Precisamente el mes de septiembre llega con una nueva convocatoria de la Bolsa Internacional de Cereales del Duero, que por tercer año se celebra en el AC Palacio de Santa Ana, en Arroyo de la Encomienda, y que va a permitir destacar la figura del operador, muy conocida en el sector pero quizá poco considerada. Hablamos de un agente que forma parte del tejido social y económico del medio rural, que genera actividad y empleo y que, además y sobre todo, permite sacar al mercado nuestra producción, que es la forma de monetizarla, de que nuestro trabajo sea recompensado.

No vamos a caer en el tópico periodístico de que la próxima campaña va a ser trascendental para el futuro del campo, porque todas lo son. Pero nunca dejaremos de recalcar que los retos que tenemos por delante van a poner a prueba la profesionalidad de aquellos que trabajan la tierra.

Estamos ante un tiempo nuevo sobre el que penden algunas incertidumbres, pero tenemos las herramientas adecuadas para hacerles frente: profesionalidad, trabajo y amor por lo que hacemos.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img