spot_img

La publicación agraria líder

martes, mayo 28, 2024
spot_img
InicioGeneralEl campo español perderá 585 millones anuales de fondos europeos hasta 2027,...

El campo español perderá 585 millones anuales de fondos europeos hasta 2027, según la propuesta de la UE

La Comisión Europea ha presentado su propuesta de presupuesto para los próximos años. La presidenta Ursula Von Der Leyen, ha centrado su presentación los detalles del fondo de reconstrucción de la economía post-COVID-19. Un fondo del que España será el segundo beneficiario, por detrás de Italia.

Más desapercibidos han pasado los detalles del resto del Marco Financiero 2021-2027, que también se ha conocido y que determina, entre otras cosas, el monto que se destinará a la Política Agraria Común o al llamado Fondo para una Transición Justa.

Recortar la PAC

Un primer vistazo a las partidas destinadas al sistema agroalimentario europeo demuestra que la PAC sufrirá recortes, lo que a juicio de UPA es “incongruente e ilógico” con las cada vez mayores exigencias a las que deben ajustarse los agricultores y ganaderos.

La PAC que propone la CE sufrirá un recorte de alrededor del 9% entre el primer y el segundo pilar. Algo que para UPA no encaja con la ambición de las instituciones europeas de apuntalar un sistema agroalimentario fuerte y sostenible que esté en el centro de políticas estrella de la UE como el Green New Deal.

Los pequeños agricultores creen que esta primera propuesta deberá ser trabajada y modificada. “Europa se merece una Política Agraria Común más fuerte, más justa y más social, que apoye a los modelos que más beneficios aportan a la sociedad y que garantice a los 500 millones de europeos la soberanía alimentaria que merecen y demandan”, han declarado desde UPA.

COAG pone números al desastre: 585 millones al año

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) cifra en 585 millones de euros la pérdida anual del poder adquisitivo de los fondos agrícolas para el sector agrario español, según la propuesta sobre el marco financiero 2021-2027 presentada ayer por la Comisión Europea.

La propuesta de la CE propone un descenso del gasto agrario en términos reales (-9,1%), más drástico en el pilar de ayudas directas de la PAC (-9,7%) que en el capítulo de desarrollo rural (-6,3%), en el que se incluyen 15.000 millones de euros del fondo Next Generation para afrontar la transición verde de Europa. El análisis comparativo realizado por COAG cuantifica este “hachazo” en 35.000 millones de euros (repartidos en 7 años) para los fondos globales de la PAC en toda la UE, respecto al marco financiero 2014-2020. La pérdida anual ascendería a 5.000 millones €, de los que cerca de 600 millones € corresponderían a España, dado  que la participación de nuestro país en los fondos agrarios es del 12%.

 

Precios constantes 2018

Miles de millones

Presupuestos UE 2014-20 Propuesta CE

2021-2027

Diferencia
Total Fondos Agrarios 383 348,3 -9,1%
     FEAGA (ayudas directas PAC) 286 258,3 -9,7%
   FEADER (Desarrollo Rural) 96 90 -6,3%
Peso de la  PAC 35,40% 18,83% -46,8%

Fuente: Elaboración propia sobre datos oficiales de la CE

 

En un escenario de grave crisis de rentabilidad de las explotaciones agrarias y mayores exigencias medioambientales, de lucha contra el cambio climático, y de bienestar animal dentro del Paquete Verde de la UE, y por tanto, mayores costes para los agricultores y ganaderos europeos, COAG pide al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que establezca alianzas con otro países de la UE para reorientar la propuesta de recorte de la Comisión Europea y reforzar el presupuesto de la PAC en el marco financiero 2021-2027.

“Sería realmente injusto y alarmante que la UE quisiera financiar la transición ecológica de la UE rebajando el apoyo a los hombres y mujeres del campo. Ante retos ambiciosos necesitamos presupuestos ambiciosos, Sánchez debe mantenerse firme ante una propuesta que evidencia la grave incoherencia  e hipocresía de la UE en sus políticas. Menos apoyo a nuestros productores al tiempo que se firman acuerdos de libre comercio con terceros países, puerta de entrada de importaciones que no cumplen con los estándares de calidad, seguridad alimentaria, respeto medio ambiente y bienestar animal de la UE, y caldo de cultivo para la competencia desleal y la presión a la baja de los precios en el campo”, ha argumentado Miguel Blanco, Secretario General de COAG.

Además, se debe tener muy en cuenta que España ha empezado a ser contribuyente neto al presupuesto comunitario, (como se puede ver en la siguiente tabla), debido principalmente a una disminución de los fondos estructurales y de cohesión que llegan a nuestro país (y que ahora se concentran en los países del Este de Europa), por lo que la agricultura adquiere una función esencial a la hora de garantizar retornos adecuados para nuestro país de los fondos europeos.  “Por este motivo, además de ser el sector agrario estratégico para la Unión Europea y nuestro país, el Gobierno español debe priorizar los fondos agrarios en la negociación de los presupuestos comunitarios 2021-27”, ha subrayado Blanco.

 

Evolución del saldo financiero España-UE (millones €)

 

2015 2016 2017 2018
Aportación Española 11.067 11.454 11.151 12.066
Pagos Comunitarios 13.546 10.931 8.081 11.831
– Fdos. Estructurales y Cohesión. 5.649 3.384 1.108 4.498
-FEOGA-O, IFOP, FEP 162 113 14 62
– FEAGA 5.584 5.494 5.435 5.468
-FEADER 1.169 901 664 897
– Otros 983 1.039 859 906
SALDO FINANCIERO 2.479 -523 -3.070 -235

 

FUENTE: Elaboración SSTT de COAG, a partir de datos de  MINHAP, MINECO y otros.

 

Asaja muestra su repulsa

Asaja muestra su repulsa al planteamiento que se está haciendo desde la UE de una reducción de un 9% en las ayudas directas de la PAC y de un 6% en el segundo pilar.

“Parece que no han aprendido después del Covid-19 lo necesaria que es la soberanía alimentaria en Europa”, señalan desde la organización.

Esa es la reacción de la organización agraria a la presentación por parte de la Comisión Europea de un nuevo borrador para el presupuesto de la UE en el periodo 2021-2027, que recoge un recorte de la Política Agraria Común (PAC) del 9% a cambio de un suave refuerzo de la Política de Cohesión gracias a los fondos aportados a este capítulo por el plan de recuperación.

En concreto, la propuesta de la Comisión Europea, que ahora debe ser debatida entre las capitales y el Parlamento Europeo, supone un Marco Financiero Plurianual (MFF) para los próximos siete años de 1,1 billones de euros, que ascendería a 1,85 billones si se suma la aportación del plan de recuperación en 2021 y 2022.

Bruselas plantea un presupuesto total para la PAC de 348.264 millones de euros entre 2021 y 2027, lo que supone un 9% menos que la estimación que se hace para el periodo 2014-2020, de 382.855 millones de euros (comparación con precios de 2018).

El tajo a las ayudas directas para apoyar la renta de agricultores y ganaderos (el pilar I) asciende al 9,7% al pasar de los 286.143 millones del periodo anterior a los 258.251 millones que recoge el proyecto presupuestario del Ejecutivo comunitario.

Con respecto a los fondos para desarrollo rural (el pilar II), la propuesta recoge una dotación de 90.013 millones de euros, lo que supone un recorte del 6.7% con respecto al presupuesto comunitario de los últimos años (96.712 millones). Y esto a pesar de que los fondos para desarrollo rural se benefician de un complemento de 15.000 millones que proceden del fondo para la reconstrucción económica tras la pandemia.

Estas reducciones vienen a cambio de un leve refuerzo a la Política de Cohesión, que pasa de tener un presupuesto de 367.552 millones en los últimos siete años a superar en el nuevo presupuesto los 373.000 millones de euros.

 

Unión de Uniones denuncia que la PAC queda fuera de la reconstrucción

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras revisar la comunicación sobre la nueva propuesta de la Comisión para la financiación de la PAC 21/27, la considera insuficiente para que el sector agrario europeo aborde sus objetivos de seguridad alimentaria y los de sostenibilidad acrecentados con la Estrategia “De la granja a la mesa”, sin poner en riesgo la rentabilidad de las explotaciones.

Unión de Uniones critica que el esfuerzo presupuestario que trasladaría la propuesta de la Comisión no se refleja en la Política Agrícola Común, que no se beneficia del aumento global del marco financiero para los próximos años, sino que sufre un recorte del 9%.

La organización detalla que el presupuesto total de la UE (en precios constantes 2018) sería de 1.100.000 millones de euros para todo el período, al que se sumarían otros 750.000 millones de euros de un Instrumento Financiero para la Recuperación Económica Europea (Next Generation EU) que alimentaría temporalmente el presupuesto de la UE con nuevos fondos recaudados en los mercados financieros. Incluso sin esos fondos, el presupuesto global de la UE se incrementaría en un 2,77% respecto del período anterior 14/20.

Sin embargo, pese a que la propuesta de ayer de la Comisión mejora la de mayo de 2018, tanto los gastos del FEAGA como los del FEADER, que son los ejes financieros de los dos pilares de la PAC (mercados y desarrollo rural), se reducen hasta los 258.251 y 90.013 millones de euros, con recortes del 9,75% y un 6,93% respectivamente. Estas cantidades incluirían los 15.000 millones de euros que serían gestionados por el FEADER del nuevo instrumento Next Generation EU (NGEU), que habrá que esperar a ver cómo se incorporan en los planes estratégicos de la PAC de los Estados miembros. Esa aportación adicional, que es sólo el 2% del NGEU, es la única que recibe la PAC de dichos fondos.

Por el contrario, la partida para medio ambiente y clima -fuera de la PAC- se multiplica por 14, gracias a la incorporación de un paquete de 40.000 millones de euros del Fondo de Transición Justa. “Una parte significativa de esos fondos debería ir a los ecoesquemas, las medidas agroambientales y a la estrategia de la Granja a la Mesa en el marco de la PAC” reclaman desde Unión de Uniones “para no recortar los recursos destinados al equilibrio de mercados y sostenimiento de renta de los agricultores y ganaderos”.

Unión de Uniones critica, como ya lo hiciera recientemente, que el presupuesto es insuficiente para lograr los objetivos fijados en el Pacto Verde europeo con la estrategia anunciada de la Granja a la mesa que contempla recortes en el uso de fitosanitarios, fertilizantes o venta de antimicrobianos y que se suma a los planteados en el Plan de Energía y Clima a nivel estatal.

“Los requisitos no paran de aumentar y el presupuesto no para de disminuir” – comentan desde la organización. “Claro que estamos a favor de reducir emisiones, de aumentar superficie ecológica, de adaptarnos al cambio climático” subrayan, pero aclarando que deben fijarse unos objetivos realistas que el modelo productivo pueda asumir con los fondos disponibles “o nos cargaremos esas mismas explotaciones agrarias que decimos que son esenciales para el abastecimiento en tiempos de crisis”.

Igualmente insiste en que el incremento de los requisitos medioambientales para los productores europeos podría traer consecuencias catastróficas para el sector derivadas de las asimetrías generadas por los elevados estándares europeos de producción en comparación con terceros países y podría ser la puntilla para que la agricultura europea deje de ser rentable, sin beneficios ambientales globales. “Al final, la demanda de alimentos no disminuye, sino que crece, y lo que dejemos de producir aquí, lo vamos a importar de países que contaminan más e incrementando la huella de carbono con el transporte” finalizan.

Propuesta-presupuestaria-PAC

La PAC supone el 30 % de una renta ya mermada

Unión de Uniones, igualmente, pone de manifiesto la importancia de la PAC para los agricultores, que supone un 30 % de su renta, en un mercado en el que se dan continuas disfunciones en la cadena alimentaria, prevalecen ciertos problemas estructurales y que depende de muchas decisiones políticas.

La organización pone de manifiesto que la renta agraria cayó casi un 9 % el último año, por lo que muestra la difícil situación por la que atraviesan muchas explotaciones y que se va a ver agravada también por el impacto del COVID 19.

 

Asaja considera “inaceptables” los recortes 

Asaja muestra su total oposición a cualquier recorte financiero en la futura PAC, que vendrá marcada por nuevas exigencias en materia medioambiental y climática como consecuencia de la puesta en marcha de las estrategias adoptadas por la CE sobre Biodiversidad y “Del campo a la mesa”. En contra del planteamiento comunitario, ASAJA sostiene que estas exigencias deben necesariamente ir acompañadas de compensaciones por las limitaciones que imponen a la producción y sobre todo, con medidas atractivas y que respondan a los tres ejes de la sostenibilidad, medioambiental, social y también económico.

En lo que respecta al presupuesto de la PAC en el Marco Financiero, la propuesta de la Comisión del presupuesto de la PAC 2021-27, sumados los 15.000 Millones que destina a Desarrollo Rural dentro del Fondo de Recuperación, asciende a 348.000 Millones de euros (en precios constantes 2018), frente a los 383.500 millones de euros para la PAC 2014-2020.

Esto es, un recorte de casi 35.000 millones de euros en las ayudas durante el período, de aproximadamente un 9% respecto al actual Marco Financiero 2014-20, concentrado en el primer pilar de la PAC (con un recorte de casi un 10%) y de un 6 % en Desarrollo Rural, si bien es cierto que la aportación de los 15.000 Millones de Euros dentro del Presupuesto de “Nueva Generación UE” hace que el recorte sea menor que lo que inicialmente proponía la Comisión en febrero de 2018. Esta reducción del presupuesto se ceba especialmente con España, uno de los países más agrarios de la UE que puede perder 4.300 millones de euros en este periodo.

ASAJA han manifestado su rotundo desacuerdo con los recortes agrarios propuestos por la Comisión, en la misma línea de lo expresado por el resto de organizaciones y cooperativas europeas representadas en el COPA-COGECA, y confía que, tanto en el seno del Consejo Europeo, como nuestros eurodiputados luchen para mejorar las propuestas y lograr un presupuesto para la PAC acorde con las nuevas ambiciones y retos, y en cualquier caso superior al del actual periodo presupuestario. Estos recortes, de todo punto rechazables, resultan intolerables en el momento actual. ASAJA recuerda que muchos sectores y muchas explotaciones han quedado seriamente afectadas como consecuencia de la Crisis del Corona Virus y sus efectos en determinados mercados, especialmente los más sensibles a las variaciones del mercado.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img