spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, abril 24, 2024
spot_img
InicioGeneralEl rendimiento medio de las variedades de trigo más sembradas en España...

El rendimiento medio de las variedades de trigo más sembradas en España se ha incrementado en 30 kg/ha al año

El agricultor nunca debe sembrar su finca de cualquier manera, sin discriminar qué variedad de cereal pone. Las casas de semillas trabajan duro para que la agricultura siga mejorando a partir de la genética.

El rendimiento medio de las diez variedades de trigo más sembradas en España se ha incrementado en catorce campañas a razón de 30 kilos por hectárea y año: son 300 kilos más por hectárea cada diez años. Estos datos objetivos y científicos, contrastados por la red Genvce, son los que acreditan el trabajo de las casas de semillas en favor de la producción y la rentabilidad. El coste medio de desarrollo de una variedad en la UE es de uno a 1,5 millones de euros, para el que se precisan diez años de desarrollo.

“Los mayores beneficios que puede obtener un agricultor al utilizar semillas certificadas es la seguridad de que la semilla que compra es realmente de la variedad que quiere y que cumple con unos requisitos mínimos de calidad evaluados por un organismo externo”, apunta Gonzaga Hernández desde KWS. Además, así tiene la seguridad de que no va a contaminar sus parcelas con semillas de malas hierbas como la avena loca, bromo, lapa, y otras, “que tan costosa, en dinero y en tiempo, es su erradicación”.


El coste medio de desarrollo de una variedad en la UE es de uno a 1,5 millones de euros, para el que se precisan diez años


El trabajo necesario para obtener nuevas variedades de cereales siempre es costoso pero, sobre todo, es muy lento y laborioso. “La obtención de una nueva variedad, ‘grosso modo’, es el cruce entre diferentes variedades y la obtención de numerosísimos cruces distintos, que muestran características diversas. Paralelamente a la evaluación de estas características de las propias plantas hay que hacer una selección de los nuevos cruces acorde a las futuras necesidades del agricultor, para que cuando la variedad salga al mercado, pueda solucionar los problemas que se le presentan al agricultor”, explican los obtentores. Por todo ello, es muy importante que las empresas tengan un contacto directo con el agricultor y que él mismo puedan expresar sus necesidades.


El laborioso trabajo que hay detrás de una nueva variedad de cereal


“Para que una nueva variedad pueda ser puesta en el mercado para su comercialización necesita pasar unos exámenes técnicos oficiales en los que se debe verificar, que es distinta a las variedades existentes, homogénea, estable y debe aportar un valor agronómico y de utilización respecto a las ya existentes”, certifican en Marisa.

“El precio de la semilla certificada es ligeramente superior al de la de granja, siendo los resultados de la semilla certificada notoriamente mejores y esto repercute también en un mayor beneficio para los agricultores”, argumenta también Henar Arranz, de Semillas Columbia.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img