spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 18, 2024
spot_img
InicioInnovaciónLas grandes compañías definen la agricultura del futuro

Las grandes compañías definen la agricultura del futuro

Una parte sustancial de la riqueza generada en relación con la agricultura se destina a centros de innovación y a los departamentos de I+D de grandes compañías. Esas instalaciones en las que se define cómo será la agricultura del futuro pueden encontrarse muy lejos de España o junto a la explotación donde realizamos la labor más cotidiana, pero en todos los casos el reto es doble: mejorar en sentido amplio el trabajo del agricultor y lograr que este sea consciente del esfuerzo investigador que se desarrolla en su beneficio. O, mejor, en beneficio del conjunto del sector. Puede que del planeta.

Grandes marcas

Javier Aguilera es director general de Alfersan, compañía que distribuye en España algunas de las grandes marcas europeas. Se trata de marcas “punteras, hasta el punto de que van por delante de las necesidades que puede detectar el agricultor”. De hecho, “tanto en los tractores como en maquinaria el agricultor no suele emplear el 100% de las posibilidades que le brinda el equipo”. Más bien, los equipos tienen una capacidad muy grande, pensada para llegar a todo tipo de agricultor. Cada cual usará la parte que necesite en virtud de las características de su explotación.

El diseño es tan intuitivo que esos elementos de alta tecnología se pueden emplear al margen de los conocimientos del agricultor o del país en el que resida. Y es que el reto de las grandes marcas es que todos los mandos y elementos tecnológicos sean intuitivos y ergonómicos, y eso lo hacen muy bien las marcas que distribuimos”. por eso se están imponiendo las conexiones Isobus, que permiten manejar cualquier tipo de máquina con un solo mando.

Un aliado en el día a día

La tecnología aplicada a la eficiencia es el santo y seña de la compañía (y App) Agroptima, para cuyos responsables “es clave disponer de datos y que la tecnología sea un aliado en el día a día de los agricultores”.

Porque saber “qué has hecho exactamente en cada campo o cultivo para poder mejorar los resultados es indispensable a día de hoy”. Para la compañía cada vez los agricultores son más conscientes de la importancia de la innovación en agricultura. Desde maquinaria agrícola, mejores semillas o productos utilizados en el campo o softwares y aplicaciones que les ayudan en su día a día.

En el caso de Agroptima, se pone en la palma de la mano del agricultor, a través de su smartphone, “todos los datos del día a día de su explotación: saber qué ha hecho y cómo, y gracias al análisis de costes, ver qué rentabilidades ha sacado y cómo puede mejorarlas”.

Para la compañía, el cambio más importante “es tener información y poder acceder a ella cuando y donde quieras, de forma fácil y bien estructurada”. “Comparar campañas con Agroptima es muy fácil y, por ejemplo, puedes ver que, aunque hayas sacado muchos kilos, los costes asociados a estos trabajos son muy elevados. De esta manera es muy sencillo entender qué podemos hacer para mejorar nuestra rentabilidad”.

Apostar por el crecimiento

También para el fabricante de maquinaria Gil apostar por investigación “es apostar por el crecimiento y el avance”. “La agricultura es un sector en movimiento, y donde la innovación tiene mucho margen de actuación”. Por esa razón, “desde Gil hacemos una apuesta clara por la inversión en I+D+i, tenemos la obligación de ofrecer a nuestros clientes la última tecnología en nuestras máquinas”.

En su caso, “siempre nos centramos en las necesidades del agricultor y nuestra experiencia. Se detecta el problema o la demanda del agricultor, y nuestro equipo de ingenieros estudian las posibles soluciones. Una vez implantada, nunca se termina el proceso, hay un seguimiento continuo de mejora, para seguir ofreciendo la máxima calidad”, recalcan.

Su investigación camina hoy hacia la comodidad y el perfeccionamiento. “Todas las novedades que estamos introduciendo van en busca de la simplificación de las labores y el bienestar del agricultor. Además, perseguimos la exactitud y el ahorro en costes”, recalcan.

Profesionalización

La misma apuesta por la innovación, pero en el ámbito de los neumáticos, realiza el fabricante Continental. Desde la compañía se subraya que la agricultura europea se encuentra en un proceso de profesionalización acelerada. “Cada vez hay menos agricultores pequeños y medianos, y hay más agricultores grandes, contratistas y empresas de servicios. Esto hace que, para ellos, invertir en tecnología sea básico para poder garantizar producciones más altas y controladas”.

En realidad “todas las empresas estamos invirtiendo una gran cantidad de recursos en I+D para poder a ofrecer productos más y más tecnológicos a unos consumidores que necesitan maximizar su producción a la vez que reducir sus gastos por insumos”. El 7% de la facturación de Continental se invierte en I+D. Hoy en día las ventajas que aporta al neumático se centran en la carcasa, los talones (con mayor robustez y transmisión de la potencia del tractor al neumático) y los tacos, aportando mayor confort, menos vibraciones y mayor estabilidad en carretera.

De hecho, “nuestra percepción es que nuestros clientes saben que Continental invierte mucho en desarrollo. En todas las líneas de producto somos referentes en calidad y prestaciones y eso solo se puede conseguir gracias a la constante inversión en investigación”, recalcan.

“Más y más, el cliente se está profesionalizando, lo que le obliga a estar muy actualizado en todo lo que tiene que ver con sus explotaciones. Hay cada vez más agricultores españoles que son expertos en todo lo que tiene que ver con mejoras tecnológicas relacionadas con su actividad”, remachan.

Eficiencia

En un mundo cada vez más competitivo, ofrecer a los agricultores la posibilidad de trabajar de la manera más eficiente posible es una de las máximas de muchas de las empresas del sector, apuntan desde Farming Agrícola. En el caso de Krone y Amazone, marcas que importa en exclusiva, disponen de departamentos específicos de innovación, “enfocados a la adaptación a las nuevas regulaciones y a la optimización de los recursos para una mayor protección del medio ambiente”. El perfil del agricultor cada día está más profesionalizado, “y él mismo es quien en muchas ocasiones demanda tecnología avanzada en sus máquinas”, apuntan.

Una de las grandes cuestiones es siempre cómo abordar el proceso por el que un fabricante decide introducir una novedad o diseñar un nuevo modelo.

Desde Farming Agrícola se reconoce que introducir una novedad en el mercado siempre es un proceso largo, “que requiere información tanto del mercado como de tendencias mundiales y de las opiniones de los agricultores”.

Los retos de ese camino son hoy la protección del medio ambiente y la optimización de los trabajos, “dos aspectos fundamentales que marcan las agendas de la mayoría de fabricantes”. Y es que “alimentar a una población en constante crecimiento en base a unos recursos limitados es uno de los principales retos a los que tenemos que hacer frente en los próximos años”.

Competencia entre fabricantes

También se sube al carro de la innovación la multinacional de maquinaria New Holland, que basa su política en que “una compañía que no invierte en I+D se queda relegada respecto a las demás, y por ello todas las empresas tratamos de diferenciarnos unas de otras con innovaciones en diferentes ámbitos”.

Desde New Holland “apostamos por innovaciones que faciliten al agricultor su trabajo, y todo ello además aumentando su eficiencia y rendimiento con un gran respeto medioambiental”.

El público es consciente de ello y “a día de hoy cada vez más hay más agricultores pendientes de todos los avances que podemos ofrecer, sabiendo que todavía hay perfiles de agricultores muy diversos que hace que las necesidades de cada uno de ellos sean muy diferentes. Claro, que un agricultor busca y quiere lo más novedoso, y para llegar a ello entienden que los desarrollos de ingeniería y fabricación son complejos”, recalcan.

Desde la compañía se señala que los fabricantes de maquinaria “tendemos a hacer máquinas que faciliten la vida del agricultor ya que no dejan de ser herramientas de trabajo que sirven de sustento a una gran parte de la sociedad”. Como fabricantes de maquinaria agrícola “nos sentimos parte muy importante de la cadena alimenticia, ya que nos sentimos responsables del primer paso a la hora de ‘generar’ alimentos, por lo que tenemos el reto de alimentar al mundo sabiendo que la población cada día va aumentando, y las exigencias son mayores”. “Además, siendo la agricultura una de las partes más importantes de la economía nacional debemos seguir promoviendo al agricultura como un motor económico de la sociedad”, reiteran.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img