spot_img

La publicación agraria líder

domingo, marzo 3, 2024
spot_img
InicioMaízMaíz con el máximo potencial

Maíz con el máximo potencial

Itacyl, en el marco del grupo Genvce, ensaya cada año las nuevas variedades con el
propósito de que el agricultor disponga de datos objetivos para conocer cuáles son las más adecuadas a cada zona y terreno. En 2015 ha testado 25 semillas, tres como testigo
La del año pasado fue una buena cosecha de maíz. En la comunidad, la producción en 2015 fue superior a la de los dos años precedentes. Tal y como recalcan desde el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), no hay que perder de vista que a pesar de disminuir la superficie en un 3% respecto a 2013, la producción fue un 1% superior. Se cosecharon 1.298.392 toneladas, “lo que pone de manifiesto el buen hacer de los agricultores y el avance de la mejora genética en las nuevas variedades”, según señalan desde Itacyl.

En Castilla y León, las 118.661 hectáreas sembradas en el año 2015 suponen un pequeño aumento respecto a 2014, pero lejos de las 122.115 hectáreas que se cultivaron en 2013. A pesar de este descenso, la región castellanoleonesa sigue siendo la primera en superficie y producción.

Destaca la provincia de León, que con 65.700 hectáreas es la de mayor superficie maicera de la comunidad. León supera incluso la superficie total de la mayoría del resto de comunidades autónomas en las que también siembran este cereal.

En el ámbito mundial, los dos países que destacan como grandes productores son Estados Unidos -con una producción de 340 millones de toneladas- y China -con 223 millones de toneladas-. Entre ambos superan el 58% de la producción mundial.

España, con una producción en la última campaña de 4,3 millones de toneladas, está muy lejos de las producciones de estos gigantes. Se da la circunstancia que en 2015 la producción en Estados Unidos y China aumentó de forma considerable, mientras que en España hubo un descenso de unas 440.000 toneladas.

Importa la rentabilidad

El agricultor profesional del siglo XXI se distingue del que no lo es, fundamentalmente, por cómo gestiona sus gastos de producción para reducirlos todo lo que pueda. Obtener el máximo rendimiento del cultivo es importante, pero siempre que la rentabilidad sea la mayor posible. Es decir, sin que la inversión se coma los ingresos que resultan de la venta de las diferentes cosechas.

Así, con vistas a la próxima campaña, desde Itacyl hacen algunas recomendaciones que pueden ayudar a la hora de obtener mejores rendimientos, sobre todo ahora que los precios están por debajo de lo esperado y a que, por este mismo motivo, el rendimiento económico del cultivo de maíz está muy ajustado.

Una premisa fundamental es elegir el ciclo adecuado a cada comarca, tener en cuenta que los ciclos más largos dan más rendimiento pero deben alejarse de los periodos de riesgo de heladas y conseguir una plena maduración.

El productor debe preparar el suelo adecuadamente, tener en cuenta que es un cultivo que se desarrolla en muy poco tiempo y cualquier error es muy difícil de corregir. Un mal lecho de siembra afecta el desarrollo correcto del cultivo.

Hay que sembrar a una velocidad de entre cuatro y cinco kilómetros por hora. Si se aumenta, las semillas no están ni a la misma distancia ni a la misma profundidad, provocando una heterogeneidad en la nascencia y sombreados en las plantas que tarden más en nacer, tal como indican desde Itacyl.

Si el terreno está húmedo la profundidad de la siembra puede ser algo menor.

Es conveniente utilizar semilla tratada con insecticidas y fungicidas, teniendo en cuenta que los productos utilizados deben estar autorizados.

Si existe la posibilidad de carencia de agua, utilizar ciclos más cortos.

Buscar variedades con resistencia a la caída y de secado rápido.

Si se tiene posibilidad, realizar un análisis de suelo. Puede ayudarnos a optimizar el abonado, con el consiguiente ahorro.

Colocar el abono cerca de la semilla. Permite disminuir la dosis de fosfatos.

No olvidarse de los microelementos, especialmente cinc, magnesio y manganeso.

Aplicar el agua cerca de la raíz.

No debe faltar agua en el momento de la floración. Es la época clave para obtener buenos rendimientos.

Si se puede, cosechar pronto. Evitaremos de esta manera el aumento de las micotoxinas.

Dos campos de ensayo

Los rendimientos de los ensayos realizados por Itacyl se dan a 14% de humedad. Los índices productivos se realizan respecto a la media de los testigos. El diseño estadístico ha sido de bloques completos al azar con cuatro repeticiones en parcelas de 24 metros cuadrados.

La red de ensayos de variedades de maíz en Castilla y León, se encuadra dentro de la red que el grupo Genvce (Grupo para la Evaluación de Nuevas Variedades de Cultivos Extensivos) desarrolla a un ámbito nacional en diez comunidades autónomas. Tiene como finalidad conocer la adaptación y el comportamiento de las nuevas variedades de maíz que van apareciendo en el mercado. Así, el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León lleva a cabo una serie de ensayos en distintas localidades significativas de comarcas maiceras de la región.

El objetivo de esta red experimental es evaluar las características y comportamiento agronómico y productivo de este nuevo material vegetal, comprobando la adaptación a cada zona para ofrecer esta información a agricultores y técnicos, y que les resulte de utilidad a la hora de decidir sobre qué variedades a sembrar en próximas campañas.

Los campos de ensayo de variedades se distribuyen en las localidades de Fresno de la Ribera (Zamora), Arabayona de Mógica (Salamanca) y San Juan de Torres (León). Se ha tratado de elegir las provincias de mayor superficie de la comunidad; entre las tres abarcan el 86% de la superficie de maíz de Castilla y León. Esta red de evaluación varietal está integrada solamente por ensayos de maíz de ciclo 400-500 en la región.

El ensayo de San Juan de Torres (León), debido a que su coeficiente de variación superó el 15%, tuvo que ser anulado. La causa más probable es que la parcela elegida para el ensayo tuviera un suelo de características edafológicas muy homogéneas, lo que puede llevar a resultados muy dispares en cada una de las microparcelas a la hora de cosechar en condiciones climáticas adversas. También pudiera ser debido a una distribución no homogénea en el riego aunque esto sea menos probable. Este coeficiente de variación tan alto impide sacar datos objetivos sobre los resultados. De ahí su anulación.

15.133 kilos en Arabayona

En Arabayona de Mógica (Salamanca) las variedades más productivas han sido los testigos LG 34.90 (LG) y P1114 (Pioneer Hi-Breed) con una producción media de 17.549 y 17.269 kilos por hectárea, respectivamente. Destacó también la variedad kerbanis (KWS) con 17035 kilos por hectárea .
Se han producido importantes diferencias estadísticamente significativas entre las variedades más y menos productivas. “Es un ensayo donde se aprecian claramente las diferencias estadísticamente significativas entre unas variedades y otras”, indican.

Tabla 1 Ensayo maiz - marzo 2016

La humedad media del ensayo en el momento de la recolección fue del 21,8 %. En lo referente a la fecha de floración, destaca la variedad mas 40.F (Maïsadour), como más precoz y pelota (Maïsadour) como la más tardía. Entre ambas hubo una diferencia en floración de trece días.

En lo referente a la altura de planta destacan LG 30.490 YG (LG) y también LG 34.90 (LG). Las de menor porte son clischi (Semillas Caussade) y torquaz (Advanta).

Fresno de la Ribera

En Fresno de la Ribera (Zamora), donde los resultados de rendimientos en años pasados superaron los veinte mil kilogramos, esta campaña, debido a los ataque de Fusarium graminearum y verticilliodes y de araña roja (Tetranychus urticae), los rendimientos medios han sido muy inferiores. La media del ensayo ha llegado solo a 11.823 kilos por hectárea.

Tabla 2 Ensayo maiz - marzo 2016

Destacan las variedades LG 30.490 YG (LG)con un rendimiento de 15.502 kilos, ES zoom YG (Euralis) con 14.886 kilos y el testigo LG 34.90 (LG) con 14.383 kilos, todas ellas con diferencias significativas respecto a las que menos produjeron al final de campaña.La humedad media del ensayo en el momento de la recolección fue del 18%. En lo referente a la fecha de floración, destacan las variedades mas 40.F (Maïsadour) y torquaz (Advanta) como más precoces. Pelota (Maïsadour) encabeza el listado como la más tardía. Entre ambas hubo una diferencia en floración de nueve días.

En lo que se refiere a la altura de la planta destacan LG 30.490 YG (LG) y también LG 34.90 (LG). Resultaron las variedades de menor porte LG 30.444 (LG) y torquaz (Advanta).

En este ensayo, debido a los ataques de plagas y enfermedades mencionados anteriormente, se observaron variedades con un número importante de plantas rotas. Esta es una circunstancia que, según recoge el informe elaborado por los técnicos del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, ha influido claramente en el rendimiento final del campo de ensayo de la localidad zamorana de Fresno de la Ribera.

En estas pruebas realizadas por Itacyl dispone el producctor de maíz de una magnífica herramienta para elegir las variedades que mejor rentabilidad le pueden deparar. Debe analizar cada parámetro y tener en cuenta las características de sus tierras.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img