spot_img

La publicación agraria líder

sábado, julio 13, 2024
spot_img
InicioOpiniónivan¿Y si no vendemos...?

¿Y si no vendemos…?

Debemos reflexionar sobre si es positivo no vender nada y esperar, o es más interesante vender al menos una parte para asegurar algo de beneficio y, con el resto, ir viendo si en los próximos meses mejoran los precios…

Iván Álvarez. Asegrain
Iván Álvarez. Asegrain

Comienza una nueva cosecha, y con las bajadas de los precios de las lonjas de las últimas semanas, vemos como la rentabilidad de nuestras explotaciones se ha reducido, pero dada la buena producción obtenida, seguimos en beneficios positivos, lamentándonos no haber podido sembrar más superficie en muchos casos, por el impedimento de las condiciones climáticas en el momento de la siembra, o por la obligación de las “dichosas” rotaciones de cultivos que nos impone la nueva PAC.

Los precios que nos ofrece el mercado en estos momentos, a todos nos parecen bajos, y obviamente no nos gustan, y desearíamos que fueran superiores. Pero los mercados no son justos ni injustos… simplemente son, y dichos precios definen la voluntad de dos partes de llegar a un acuerdo.

Cuando los precios no nos gustan, podemos tomar la decisión de no vender y esperar “tiempos mejores”, y en este momento esta es la idea que se nos pasa por la cabeza de muchos agricultores, por lo que antes de tomarla me gustaría reflexionar sobre algunos aspectos del mercado y las posibles consecuencias de tomar dicha decisión:

  • Estamos aun en números positivos de rentabilidad, a pesar de los precios menores, debido a la buena cosecha. Nadie nos asegura que en 4 ó 5 meses vayamos a tener precios mejores, e incluso ni siquiera similares, y si tenemos en cuenta los costes de almacenaje, financiación y las mermas (debemos recordar que el grano es un ser vivo que respira y pierde peso, es decir que no salen los mismos kilos del almacén que entran, y hay estudios de Universidades americanas, que hablan de hasta 1-1,5% de peso que se puede perder en cereal almacenado en largos periodos), todos estos costes hacen que si dentro de 6-8 meses vendemos el cereal 6-9 euros por tonelada, más caro que ahora, quizá en realidad lo estamos vendiendo peor que en cosecha, debido a esas pérdidas y costes. Y por supuesto si los mercados, en vez de subir, vuelven a bajar como estos últimos años, comenzaríamos entrar en “terreno peligroso” de rentabilidad.
  • Si ahora no decidimos vender, por lo menos una parte de la cosecha, los fabricantes de piensos, harinas, etanol… tendrán que asegurarse el suministro para los próximos meses, de cereal de importación (no debemos olvidar que zonas muy importantes de consumo como Cataluña, Galicia, Murcia, Andalucía… están más cerca de los puertos que del mercado nacional excedentario, y es más barato llevar cereal de Ucrania al puerto de Cartagena, que montar cebada o trigo en un camión en Palencia o Burgos y llevarlo a una fábrica de Lorca, por ejemplo). Sería bueno recordar que la campaña comercializadora que acaba de terminar, con una de las peores cosechas de la historia reciente, y ante la negativa de venta, al final nos terminó sobrando una buena parte de la producción del año, y este fue uno de los motivos de la bajada del precio.
  • A nivel internacional en estos momentos, no hay noticias que nos hagan presagiar subidas a corto plazo:
    • Rusia, parece que se han resembrado muchas fincas que sufrieron heladas, y esto ha motivado la subida de las estimaciones de cosecha del mes pasado, y hay consultoras como SovEcon que ya vuelven  situar la cosecha cercana a 85 Mill Tm (cuando hace unas semanas se estimaba que quizá no llegase e 80 Mill Tm).
    • Brasil vuelve a tener mucho maíz para exportar, están en plena segunda cosecha de este cereal.
    • Estados Unidos, al final ha completado una superficie de siembra de maíz, solamente 3% menor que el año anterior, y se sitúa en una de las mayores de los últimos 50 años. Si el cultivo de desarrolla de manera correcta, volverán a tener mucho maíz para exportar. En estos momentos está llegando maíz americano a puertos españoles, fruto de esas buenas perspectivas de nueva cosecha, y dado que quieren quitarse existencias antes de la recolección.
    • Ucrania, aunque la  cosecha de cereales de invierno será algo menor, tienen mucho interés en exportar, dado que sigue siendo un país en guerra, y las mercancías no están seguras en los almacenes. Esto provoca la oferta de cebada muy barata que llega a nuestros puertos y debe competir con la buena cosecha nacional.
    • Ante las buenas perspectiva de cosecha de maíz internacional hay ofertas muy agresivas de maíz en los puertos, hasta final de año 2024.

Con todo lo anteriormente expuesto, debemos reflexionar si es positivo no vender nada y esperar, o es más interesante  vender una parte, por lo menos, para asegurar beneficio en eso que se vende, y con el resto ir viendo si en los próximos meses mejoran los precios… 

MERCADOS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img