spot_img

La publicación agraria líder

lunes, mayo 27, 2024
spot_img
InicioOpiniónivan¿Ha llegado el momento de vender el cereal que nos queda?

¿Ha llegado el momento de vender el cereal que nos queda?

En las regiones más tempranas queda poco más de un mes para la cosecha y en las más tardías, dos

Iván Álvarez. Asegrain
Iván Álvarez. Asegrain

Nos encontramos en la recta final de una campaña agrícola, que comenzó con precios muy superiores a los actuales, donde en el verano de 2023 los indicadores, nos podían llevar a pensar que debido a los malos rendimientos provocados por la sequía, los precios deberían volver a subir, rápidamente el mercado nos fue quitando “razones” y la llegada masiva de cereal de importación, ha provocado la bajada constante, casi semana tras semana de las cotizaciones del cereal que teníamos almacenado, en algunos casos desde hace dos campañas.

Ahora nos enfrentamos a la disyuntiva de vender el cereal que nos queda, dejar de “sufrir” viendo cómo los precios caen y caen cada semana, y comenzar una nueva cosecha con los almacenes vacíos haciendo “borrón y cuenta nueva” o seguir esperando que el mercado nos de la razón y en unas semanas podamos vender más caro. En las regiones más tempranas queda poco más de un mes para la cosecha y en las más tardías, dos.

El final de la campaña agrícola, y el cierto repunte de los mercados internaciones de futuros, no ha abierto la oportunidad de poder vender parte de los excedentes que aún nos quedan, para zonas alejadas como Galicia, Portugal o Extremadura, antes de la llegada de la nueva recolección tanto nacional como internacional.

Todos somos plenamente conscientes que las existencias actuales son muy superiores a las necesidades de compra del mercado más próximo, y si ahora decidimos seguir esperando para vender, estas regiones se volverán a suministrar de los puertos, perdiendo una gran oportunidad de vaciar los almacenes de cara a la nueva recolección.

De momento la nueva cosecha, se presenta muy bien, y si bien aun queda mucho tiempo y algo se puede “torcer”, la previsión general es buena o muy buena, con muchas zonas tempranas donde ya está casi asegurada.

A nivel internacional, los mercados de futuros han recuperado parte de las últimas bajadas, si bien aún nos encontramos en los precios más bajos desde 2020, y desde luego muy inferiores a los operados antes del inicio de la guerra de Ucrania. Los motivos de este repunte de los mercados de futuros son:

  • Liquidaciones de posiciones vendidas de los fondos de inversión, de los vencimientos de mayo, tanto en París (Euronext) como en Chicago.
  • Tensión de nuevo en Ucrania, y bombardeo de instalaciones portuarias de almacenamiento de granos cerca de Odesa, por parte del ejército ruso.
  • Conflicto de Israel e Irán.
  • Previsión de temperaturas muy frías en Norte de Europa, que podrían dañar los cereales más adelantados.
  • Sequía en algunas regiones de Rusia, aunque aun es muy prematuro, ya que la cosecha es en agosto.
  • Sequía en algunas planicies de Estados Unidos, que podrían afectar a la producción de trigo de invierno.

Todos estos factores, y algunos más que puedan aparecer en las próximas semanas, irán conformando los movimientos típicos de mercado en la primavera, hasta tener la certeza del resultado final de las cosechas.

En cualquier caso, los movimientos alcistas estarán muy lastrados por la gran cantidad de trigo ruso disponible de esta campaña 23/24, la buena previsión de la segunda cosecha brasileña de maíz, donde aún quedan muchas existencias sin vender de la campaña pasada, y en definitiva mucho cereal disponible en el mundo.

MERCADOS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img