spot_img

La publicación agraria líder

lunes, febrero 26, 2024
spot_img
InicioOtros CultivosLas labores avanzan sin contratiempos y pese a las lluvias intermitentes

Las labores avanzan sin contratiempos y pese a las lluvias intermitentes

La cosecha de maíz ha empezado en diferentes puntos de la comunidad, incluida León, con diez días de adelanto. El arranque de remolacha se generaliza y se ha recogido el 90% de la patata. Se ha sembrado la veza y avanza la sementera de forrajes y cereal
Las lluvias han escogido los fines de semana para visitar el campo y, como corresponde a esta época, lo hacen en forma de tormenta, con un agua repartida de forma irregular. Este fenómeno meteorológico no está frenando las labores en el campo, que avanzan sin demasiados agobios. La campaña de maíz se ha adelantado entre diez y quince días como consecuencia del calor registrado a partir de mayo.

El cultivo tiene buen aspecto por la zona de León, que suma el 50% de la producción regional. En esa provincia, la última en la que se cosecha, algunos agricultores han empezado a recoger y esa tarea se ha generalizado en el resto de la comunidad, donde tiene un grado de humedad adecuado, al menos hasta este fin de semana.

José María Santos, de Urcacyl, señala que la preparación del suelo y la siembra avanzan despacio. La superficie de cereal no sufrirá grandes modificaciones y, respecto a la colza, se confirma la tendencia al alza; este año se sembrará algo más que el anterior, dado que el agricultor “ve que el que ha puesto colza ha acabado la campaña satisfecho”.

Las decisiones se pueden precipitar en función de que los agricultores cobren estos días las ayudas de la PAC, ya que se pueden animar al tener ese dinero disponible.

Eso sí, existía una ayuda para oleaginosas de unos 40 euros por hectárea que finalmente se podría quedar en unos 30 o 31, ya que habrá más superficie de la esperada. Algo parecido sucede con la ayuda a las leguminosas y proteaginosas, que iba a ser de 60 euros por hectárea y se quedará en cerca de los 48 euros.

La remolacha viene bien de riqueza

Las fábricas de azúcar de la comunidad ya están molturando, con una raíz que llega en buen estado y con un nivel de riqueza adecuado. Esteban Sanz, jefe de cultivos de ACOR, apunta que las lluvias caídas han parado las labores de arranque solo de forma momentánea. Incluso debería haber llovido algo más en algunas zonas, como la de Peñafiel, donde algunos suelos están demasiado duros. La remolacha que llega a la planta de Olmedo es de buena calidad. Llega muy limpia y los descuentos rondan el 8%. La polarización, de en torno al 18%, es mejor que la del año pasado.

Por su parte, Azucarera ha abierto la campaña con una previsión de aforo de 2.045.000 toneladas de remolacha en sus tres fábricas, 167.000 toneladas por encima de lo recibido el año anterior. En la de Toro, Azucarera estima un aforo de 955.000 toneladas de remolacha, mientras en la de Miranda se esperan 485.000 toneladas, 18.000 más que en 2014.

La patata, muy avanzada

La patata de industria se ha arrancado prácticamente en su totalidad y está muy avanzada la patata para fresco, que en provincias como Valladolid y Salamanca se ha arrancado casi en un 90%. José Ramón Aguado, presidente del Foro Español de la Patata, apunta un abanico de precios muy amplio, desde los 25 céntimos el kilo de la patata de más calidad, que se está recogiendo en Segovia con variedades como la monalisa, hasta las de calidad algo inferior, que se están pagando entre los 18 y los 23 céntimos. La agria se está demandando mucho y se paga a unos 22 céntimos el kilo.

Siembras de trigo y centeno

La colza prácticamente se ha terminado de sembrar en toda la comunidad. En la franja entre Valladolid y Salamanca se prevé que aumente la superficie de colza y ya se están sembrando trigo y centeno, como subraya el presidente de la cooperativa Cocetra, Armando Caballero.

De girasol falta por segar algo todavía; las producciones están siendo cortas, de unos 800 kilos por hectárea. Hay que esperar que no sea un mal augurio el que en esta zona haya llovido muy poco en los últimos diez días, frente a lo sucedido en otras comarcas.

Las labores tampoco se detienen en Zamora, pero no se respira la prisa. José Crespo, técnico de campo de Cobadu, señala que además del trigo y el centeno se están poniendo muchas hectáreas de veza y avena para forraje.

El maíz está muy avanzado, con un adelanto que no se recuerda en la comarca. A finales de septiembre ya había maíces entre los 14 y los 16 grados de humedad, que se recogieron. Los rendimientos han sido de 1.000 o 1.500 kilos menos por hectárea que otros años, fruto del calor de este año.José Manuel Raposo, agricultor Melgar de Abajo, apunta que en la zona norte de Valladolid y sur de León se ha empezado a cosechar el maíz, que desde finales de septiembre y hasta esta semana tenía poca humedad. La lonja de León ha pagado el maíz a 18 céntimos más que el año pasado, como subraya Raposo.

El girasol ha tenido en su zona rendimientos medios de 1.200 kilos por hectárea, un rendimiento bastante aceptable.

A punto de finalizarla vendimia

La vendimia, a punto de finalizar en el conjunto de la comunidad, ha transcurrido sin incidencias. Y con el añadido de una excelente calidad de uva, tanto en lo sanitario como respecto a cualidades para la vinificación.

En Ribera del Duero terminarán de recoger las últimas parcelas de tempranillo y cabernet sauvignon a mediados de la próxima semana, para llevar a las bodegas en torno a 88 millones de kilos, dos menos que la media de la DO. Las características de la uva recuerdan a la gran campaña de 2005, que dio excelentes vinos para guarda, tal como indica el director técnico, Agustín Alonso.

En la DO Toro la vendimia se cerrará cerca de 18 millones de kilos de uva; ligeramente más corta que la media de los últimos años. A pesar de todo, técnicos, bodegueros y viticultores están “muy contentos”, según confirma del director técnico de la DO, Santiago Castro.

La uva se ha vendimiado en Toro sin incidencias, y el producto es de primera calidad. Los racimos han sido pequeños, con uva de tamaño menor de lo habitual. Todo ello derivará en menos mosto, pero más piel. “El vino tendrá cuerpo, estructura y mucha calidad. Es una cosecha muy, muy buena”, adelanta Castro. La recogida ha sido rápida.

Por su parte, en la DO Cigales también ultiman la vendimia de las últimas cepas para elaborar tintos. La producción final rondará los 7,5 millones de kilos. Medio millón por debajo de la media de los últimos años. Desde el consejo califican la uva recogida como “extraordinaria en cuanto a sanidad”. El calor y la ausencia de humedad han sido los mejores fitosanitarios. La relación entre hollejo y mosto hacen presagiar vinos con mucho color y aroma.En Rueda, las previsiones se han cumplido y la campaña termina marcada por la excelente calidad de la uva y el descenso de un 9,4% en la producción. Asimismo, Jesús Díez de Íscar, director técnico de la DO, confirma que este año los vinos “van a tener más estructura de boca, porque la uva ha dado más concentración”.

Rueda ha finalizado este domingo, día 4 de octubre, la vendimia con un total de 89.151.039 kilos de uva recogidos.Por lo que se refiere los precios, en Ribera se han incrementado aproximadamente un 25% respecto a 2014 para dejar la media en 0,90 euros por kilo, según indica el técnico de Asaja Manuel Terracota. El abanico ha sido, de todas formas, muy amplio: desde 0,75 hasta 2,50 euros por kilo. Esta última cifra solo la han percibido contados viticultores con viñedos muy viejos o cuidados con mucho espero.

En Toro, las mejores uvas de los viñedos de Valdefijas se han pagado a hasta 1,30 euros por kilo, mientras que la de las cepas nuevas ha oscilado entre 25 y 55 céntimos, tal como apunta el viticultor de la zona Ricardo García. El fruto de las mejores cepas ha mantenido precio pero, en muchos casos, el de las nuevas ha valido menos que en la campaña pasada.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img