spot_img

La publicación agraria líder

martes, junio 25, 2024
spot_img
IniciomercadosGobierno y Unión Europea no consiguen aplacar un campo incendiado

Gobierno y Unión Europea no consiguen aplacar un campo incendiado

Fuertes movilizaciones de los agricultores este jueves y viernes en diferentes puntos de España. El cabreo va contra las instituciones… y contra unas organizaciones agrarias “que son parte de la Administración”. Nada puede frenar ya la gran protesta del 6 de febrero

Ricardo Ortega

La falta de rentabilidad, el papeleo, las exigencias climáticas y un orgullo rural herido son la gasolina de una protesta a escala europea, y que en España llega a cuestionar a las propias organizaciones agrarias.

Este jueves ha habido manifestación en Bruselas ante las autoridades comunitarias, mientras en España se producían los primeros cortes de carreteras. Sobre todo en diferentes puntos de la frontera con Portugal (en Galicia, en Badajoz, en Salamanca…), pero también en comarcas de Castilla y León o Andalucía.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se comprometía el jueves a simplificar la Política Agrícola Común, a no cerrar el acuerdo de Mercosur sin garantizar las cláusulas espejo y a cambiar el estatus del lobo para proteger a los ganaderos.

En Portugal también se cortaban el jueves las fronteras con España, dentro de una ola de movilizaciones muy numerosas. Fruto de esas protestas, el Gobierno luso se ha comprometido a habilitar una partida de 500 millones de euros para mitigar la sequía y contrarrestar los recortes de la PAC que padecen los agricultores del país.

Todo ello son avances significativos, que empiezan a desactivar las movilizaciones en otros países pero que no apagan la llama que inflama el campo español. Este viernes las protestas se han multiplicado y sirven de preparación para la gran protesta del martes 6 de febrero.

Esa convocatoria no oficial ha nacido y se ha extendido por Whatsapp, y se convoca con el rechazo expreso a la presencia de partidos políticos y organizaciones agrarias. Esa es la seña de identidad de esta revuelta de los productores: se ha generado una ola que crece cada día y que cuestiona el papel de las propias organizaciones agrarias.

El agricultor Ángel Borreguero.

“Hay hastío con las organizaciones agrarias”

El agricultor de Torrefresneda (Badajoz) Ángel Borreguero destaca el “hastío” de muchos agricultores con las organizaciones agrarias, entidades “subvencionadas” que no están solo para prestar servicios al agricultor. “El fin para el que se crearon fue el de representar al sector y defender sus intereses”, recuerda.

En su comarca son muchos los que se manifestarán el martes 6 de febrero, en una marcha que en principio no se comunicará a la Subdelegación del Gobierno. Borreguero acudirá a esta marcha, y se pensará participar en las que convoque Asaja. “Si voy, será solo por seguir haciendo ruido”, advierte.

En su opinión, el principal objetivo es hacer frente a la Agenda 2030 y a una PAC “imposible de cumplir” en cuestiones como las rotaciones o los barbechos.

Otro asunto que se debería abordar es la actuación de los grandes fondos de inversión, que aterrizan en el campo sin tener ninguna vinculación con el territorio. “Esos fondos adquieren terrenos que en muchos casos se destinan a cultivos leñosos, que no deben cumplir el 4% de barbecho ni el 10% de cultivos mejorantes”, destaca.

La consecuencia es que encarecen el precio del suelo, con el añadido de que el agricultor que arrienda una parcela para un cultivo anual “tiene ese 14% de desventaja con respecto al precio que marcan los grandes inversores”.

Rubén Bueno.

“El agricultor no es consciente del poder que tiene”

Rubén Bueno, de Villar de Gallimazo (Salamanca), se apuntará a las movilizaciones del día 6 si se organizan en su comarca. “Desde luego no iré si convocan las organizaciones agrarias”, advierte.

Asaja, UPA y COAG plantean recorridos por el centro de la ciudad, mientras que el otro tipo de protestas consiste en cortar carreteras. “Es más arriesgado, pero ¿qué más da? Nos vamos a arruinar de todos modos”, subraya.

Para él el principal problema está en las exigencias que llegan desde la UE y por tanto “lo ideal sería que desapareciera la PAC aunque, eso sí, con precios justos y con una competencia justa con las producciones de otros países”.

¿Tendrán éxito las movilizaciones? Para Rubén, todo saldrá bien “si colectivos como el de los agricultores o el de los transportistas ponen su fuerza en valor, porque si se plantan se acaban los alimentos para todo el mundo”, recalca. “El agricultor no es consciente del poder que tiene”, remacha.

“Nuestros gastos de producción están por las nubes”

Luis de la Fuente, de San Cebrián de Mazote, en los montes Torozos, ha salido a la carretera este viernes porque está “hasta las narices, por no decir otra cosa, de la situación”.

Luis de la Fuente.

Se refiere a las trabas, a la burocracia, a que cada día se prohíban más materias activas para tratar los cultivos y productos como la patata.

Cada vez con más dificultades, y todo para tener que competir con productos de países como Marruecos o Ucrania, donde los agricultores y ganaderos no sufren las mismas exigencias.

Cada día es más difícil tener rentabilidad. “Pagamos fertilizante, repuestos, fitosanitarios, todo por las nubes, y después pagamos unos impuestos elevadísimos”, denuncia. Y todo para que, al ir al mercado, “no nos paguen un precio justo”.

Luis no quiere saber “nada” de las organizaciones agrarias y por eso participa en una marcha organizada por productores a título individual.

“Los costes son cada día más altos”

Luis Pizarro.

Luis Pizarro, de la comarca de Tierra de Campos, denuncia las políticas derivadas de la Agenda 2030. “No puedes sembrar lo que quieres, no puedes tratar como quieres ni cosechar cuando quieres”, lamenta.

“Nuestros costes son cada día más altos y nuestros precios, cada día más bajos, algo que no se refleja en la cesta de la compra”, recalca. “Los agricultores estamos asfixiados y por eso hemos venido a manifestarnos”.

“Las prácticas ambientales no se consiguen así”

Daniel Muñoz.

Daniel Muñoz, de Laguna de Duero (Valladolid), denuncia que la UE implanta “una serie de normas con las que no estamos de acuerdo”. “Las prácticas ambientales no se consiguen así”, recalca.

Para más inri, sus producciones deben competir con los de otras zonas productoras “en las que no trabajan con los mismos requisitos que nosotros”. A lo que cabe añadir la incertidumbre. “El que hace zapatos sabe a qué precio los va a vender. Yo estoy ahora mismo produciendo la cosecha para el año que viene y no sé a qué precio lo voy a vender”, recalca.

Igual que los profesionales de más edad, este joven productor lamenta “la excesiva burocracia, que nos obliga a registrar cada paso que damos, cada tratamiento que realizamos”. Al final, “están haciendo que la agricultura no sea rentable”.

En su caso, eso sí, no carga contra las organizaciones agrarias. “Hoy hemos venido por nuestra cuenta pero sí contamos con ellas en nuestro día a día”, admite.

Calendario de movilizaciones

Una de las convocatorias del viernes tenía como destino la ciudad de Valladolid, con tractores llegados desde todos los puntos cardinales. Muchos agricultores de Ávila habían dejado su tractor en la localidad de Olmedo para iniciar su marcha desde allí a primera hora.

La columna tenía su trazado por la antigua carretera de Madrid, N-601, para que se fueran sumando los agricultores de la zona sur de Valladolid, como los de Mojados.

Convergían en la ciudad con los que llegaban desde el entorno de Medina del Campo, Rueda, La Seca o Matapozuelos, así como con otra gran columna procedente de Tordesillas.

El punto de encuentro era el estadio José Zorrilla, y desde allí el trazado acordado era el de la avenida de Salamanca, avenida de Zamora y toda la ronda de la VA-20.

También el viernes, en León daba comienzo a las 11,00 horas en la estación de autobuses. El recorrido pasaba por la Subdelegación del Gobierno y por la delegación de la Junta de Castilla y León.

El mensaje de la convocatoria, distribuido por Whatsapp, rezaba: “Se ruega máxima puntualidad. Si llegamos tarde no entramos. Cada uno es responsable personalmente de sus actos (destrozos, o itinerarios alternativos). Se ruega que el que tenga tractor lo traiga, y familias, amigos y gente solidarizada se una a la marcha”.

‘Cabreo’ en Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha es otra comunidad autónoma en la que muchos afiliados a organizaciones agrarias se apuntan al movimiento espontáneo, pero no quieren “ni ver” a los supuestos representantes del campo.

“Asaja convoca una protesta para el 14 de febrero, pero eso es estar fuera de juego”, señala un agricultor que no quiere dar su nombre. Un síntoma más de que algunos movimientos “han dejado de ser aquello para lo que fueron creados” y que proponen una serie de reivindicaciones “que ya conocemos porque son las de siempre”, pero que lo que van a conseguir “es que se diluyan las verdaderas demandas”.

Estas son las de “aplicar cláusulas espejo a las importaciones de países ajenos a la UE” y la de proteger con aranceles frente al grano que llega desde Ucrania. “Se han eliminado las barreras arancelarias para ayudar a aquel país, pero somos los agricultores los que pagamos esa factura”, denuncia.

En su opinión, “la solución pasaría por aplicar la Ley de la Cadena Alimentaria”, pero no solo a la actividad generada en España sino también a ese cereal llegado desde el mar Negro, “que se vende por debajo del precio de coste”.

Consecuencia de esta situación es que las lonjas están dejando de dar precios de referencia porque “resulta imposible” ante el desembarco de materias primas de otros países.

Todo a punto para iniciar la marcha por la ciudad de León. Fotografía: Manuel Zapatero

El día D: martes 6 de febrero

El día D y la hora H será el martes, 6 de febrero, cuando en toda España se producirán movilizaciones al margen de las organizaciones agrarias, a las que muchos consideran “parte de la Administración” y meras entidades prestadoras de servicios, pero no representativas ni canalizadoras de las necesidades del campo.

El mismo 6 de febrero la Unión de campesinos-UCCL convoca tractorada en la ciudad de Burgos y en las localidades de Miranda del Ebro, Briviesca, Medina de Pomar y Aranda del Duero.

La Unión de Uniones llama a manifestarse el 7 de febrero en Santamaría del Páramo (León), el día 7 de febrero en el puerto de Castellón, el 8 de febrero en Ávila y el 13 de febrero en los puertos de Tarragona y Santander.

El viernes 9 de febrero comenzarán las movilizaciones con cortes de carreteras. En la provincia de Badajoz habrá cortes en los siguientes puntos: autovía A-66, a la altura de Almendralejo; carretera nacional 430, a la altura de Valdivia; y carretera nacional 432, en el cruce de Feria con Fuente del Maestre.

Con respecto a la provincia de Cáceres, los cortes programados se sitúan en: autovía A-66, a la altura de Hervás; área del Gallo, en Casar de Cáceres; autovía A-66, a la altura de Navalmoral de la Mata. Los cortes de carretera se harán, desde el 9 de febrero, los jueves y viernes siguientes del mes, entre las 9,00 y las 17,00 horas.

También el 14 de febrero en Santa María la Real de Nieva (Segovia).

Mientras las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG estudian un calendario de movilizaciones conjuntas, Asaja de Castilla-La Mancha ha convocado por su cuenta el 14 de febrero, miércoles.

También hay convocatorias el día 15 en Boceguillas (Segovia) y el 16 de febrero en Venta Pinillas, en la misma provincia.

Ya el miércoles 21 de febrero, Unión de Uniones ha llamado a participar en una gran tractorada ante la sede del Ministerio de Agricultura, en Madrid.

Un regalo envenenado

Precisamente esta semana, y con un campo revuelto por las críticas hacia la Administración y hacia las organizaciones agrarias, la Junta de Castilla y León ha aprobado el proyecto de decreto que reconoce a las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA) como “entidades colaboradoras”.

Para el Ejecutivo regional, es necesario que estas organizaciones “contribuyan de forma significativa en la implantación de la política agraria de la Comunidad y que la Junta pueda prestarles un apoyo institucional eficaz, especialmente, teniendo en cuenta que el nuevo modelo de gobernanza establecido para la nueva PAC conlleva numerosas novedades”.

Información elaborada por Aitana Sánchez, Edu Mongil y Ricardo Ortega

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img