spot_img

La publicación agraria líder

sábado, marzo 2, 2024
spot_img
InicioPatata“La interprofesional nace gracias al compromiso del sector”

“La interprofesional nace gracias al compromiso del sector”

La presidenta de la Organización Interprofesional de la Patata de Castilla y León
(Oipacyl), Yolanda Medina, confía en que la entidad contribuya a recuperar
el consumo de este tubérculo y a incrementar superficie y producción en la comunidad
Yolanda Medina es la persona elegida para presidir la interprofesional de la patata de Castilla y León, que deberá trabajar en su junta directiva al lado de dos representantes de Urcacyl (Jesús Carrión y Javier Fernández Suances), uno de Asaja (Joaquín Antonio Pino), UCCL (Guillermo Ruiz) y la Alianza UPA-COAG (Alberto Duque).

-¿Cómo ha sido el proceso para llegar hasta aquí?

-Ha habido mucho trabajo, y sobre todo muchas ganas en el conjunto del sector. Yo destacaría el esfuerzo de las organizaciones agrarias por cederse representatividad unas a otras y llegar a un acuerdo. Eso muestra la sintonía con la que nace la interprofesional.

-Seguro que en otras regiones nos miran con envidia.

-Ven este proceso como un hito histórico, porque en Europa solo funcionan la francesa y el Bristish Potato Council. Por eso hay asociaciones de otras comunidades que se están interesando por nuestro proceso, y ojalá sea un germen para la española.

-¿Cuáles van a ser sus primeros pasos?

-Una vez que esté firmada el acta fundacional e inscrita en el Registro de Asociaciones, debemos solicitar el reconocimiento como organización. En ese momento estará operativa. Y por lo tanto podemos comenzar nuestra ruta de trabajo, que está documentada en nuestros estatutos, basada en dos pilares: promocionar el consumo y mejorar la competitividad y sostenibilidad de los productores de patata.

-¿Qué más se puede hacer para salvar los ingresos del agricultor?

-Debemos crear un instrumento para estabilizar las rentas, que permita compensar al agricultor cuando bajen los ingresos, en determinados picos de oferta. Podrá funcionar gracias a los fondos del PDR.

-¿Qué se puede hacer desde el sector frente a la competencia francesa?

-Trabajar. El sector debe transmitir a los consumidores las cualidades de la patata de nuestros campos y la profesionalidad de los agricultores. El consumidor debe ‘pedir’ en los puntos de venta nuestra patata, y además el sector se debe preparar para ofrecer el producto que requiere el consumidor a lo largo del año. Por otro lado, tenemos un handicap importante y es que el campo español no se pueden aplicar los mismos productos fitosanitarios que se aplican en otros países de Europa. En un mercado global no se puede consentir.

-También está la cuestión del consumo…
-Evidentemente, porque estamos asistiendo a un cambio de hábitos de consumo y de formas de presentarlo. Cada vez hay familias más pequeñas, monoparentales… Eso ha obligado a que las presentaciones del producto sean diferentes; ya no se compran sacos de patatas de 25 kilos, sino más pequeños. Hay una tendencia que el sector debe aprovechar: el consumo de producto fresco, con todas las cualidades, cercano. De eso podemos presumir en Castilla y León.

-¿Seremos capaces de frenar el descenso de la demanda?

-Debemos promover el consumo porque la patata es hoy la gran desconocida. Hay muchos tópicos por desterrar, como que la patata engorda, cuando sabemos que cien gramos de patata hervida tiene tantas calorías como una manzana. Hay que posicionar la patata en la dieta doméstica porque es un alimento saludable. Sobre todo en las casas donde hay niños, a quienes hay que dar unos hidratos de carbono sin más calorías de las necesarias.

-¿Cómo estaremos a medio plazo si se van cumpliendo los objetivos?

-Si todo sale según lo previsto, Castilla y León producirá de forma escalonada de julio a octubre. Conseguiremos que haya más superficie de patata y producción durante más tiempo. Debemos hablar con el consumidor y si logramos que se recupere el consumo, los jóvenes podrán trabajar en el campo con seguridad; que haya población en el medio rural. El campo regional puede dar abundante trabajo, y de calidad, capaz de retener a titulados universitarios. Tenemos el campo, el clima, las variedades, y un consumidor que come todos los días. Tenemos los ingredientes. Ahora hay que lograr una simbiosis entre los eslabones y frenar el descenso del consumo.

-¿Cómo ve la campaña 2016?

-La lluvia ha espaciado varias semanas las primeras siembras de las que se retoman ahora, de modo que tendremos de forma natural el arranque escalonado que siempre hemos defendido.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img