spot_img

La publicación agraria líder

domingo, abril 14, 2024
spot_img
InicioPatataObjetivo: Que el consumidor distinga entre patata limpia y patata lavada

Objetivo: Que el consumidor distinga entre patata limpia y patata lavada

Asaja Valladolid utiliza sus Redes Sociales para advertir sobre el aumento en los puntos de venta de patatas lavadas, con unas características culinarias y de calidad "muy inferiores a lo que el consumidor se merece y nuestros agricultores se esfuerzan en producir"
¿Cuál es para ti más sana y real, la patata lavada o la patata limpia?, con esta pregunta, Asaja Valladolid lanza una campaña para que el consumidor aprenda a distinguir entre patatas limpias y lavadas.

Los puntos de venta están “copados” por patatas lavadas que tienen unas características culinarias y de calidad muy inferiores a lo que el consumidor se merece y nuestros agricultores se esfuerzan en producir.

“Son las patatas que por desgracia muchos nos hemos acostumbrado a ver y aceptar: unas patatas brillantes, irreales, prácticamente sin impercepciones“, tal y como explican desde Asaja Valladolid, que reitera la imagen atractiva de estas patapas “que no pasan la prueba de la cocina cuando las freímos, cocinamos o guisamos porque no saben a nada o son imposibles de freír sin que se pongan marrones o negras”.

Estas patatas lavadas, son casi todas de origen francés, lugar desde donde se importó “esta moda, que está acabando con la verdadera patata de calidad y sabor que toda la vida se ha cultivado” tanto en Castilla y León  como en el resto de España.

Para conseguir estas patatas lavadas se destruye el 30% de la producción, “ya que en esa carrera de imagen por lo perfecto y lo irreal se sacrifican muchas unidades por imperfecciones o lavado excesivo”. Una destrucción, que afecta al productor ya que se elimina patata de calidad del mercado cuando se somete a la patata hasta 3 e incluso 4 lavados.

Asaja Valladolid quiere ayudar al productor formando al consumidor, explicándole las diferencias entre la patata lavada y la limpia. Esta segunda, es más sana y sólo se la somete a un cepillado para quitarle el exceso de tierra.

La patata limpia es culinariamente mejor, la limpia perdura más y ofrece siempre un resultado óptimo se utilice para ensaladas, para freír o para cualquier uso culinario. De ahí que estos días a través de las Redes Sociales más populares Facebook y Twitter, Asaja Valladolid realizase una campaña para que el consumidor empiece a valorar y distinguir las patatas que compra. Todo con el objetivo de que el público empiece a exigir patatas limpias y de calidad de los agricultores españoles.

Esta iniciativa viene a completar un llamamiento que realizó también esta organización para que los consumidores apuesten por comprar patatas nuevas de calidad españolas “que ofrecen un valor añadido a un precio competitivo y justo para los productores de nuestro país”.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img