spot_img

La publicación agraria líder

sábado, junio 22, 2024
spot_img
InicioPatataFinaliza la siembra de patata, con la amenaza de menores rendimientos

Finaliza la siembra de patata, con la amenaza de menores rendimientos

Poca certidumbre en relación con la patata. Lo único que parece claro es que los años en que ha habido un arranque ordenado y unos precios atractivos ha sido cuando las siembras habían sido escalonadas

Yolanda Medina, presidenta de la Interprofesional de la Patata, apunta que se está rematando la campaña de siembras en las zonas más tardías de León, Burgos y Segovia.

La campaña empezó con un bloque de variedades de ciclo corto, entre el 20 de febrero y el 20 de marzo. Ha sido una opción a la que se han apuntado muchos productores, atraídos por una menor demanda de agua y de tratamientos.

Son patatas especialmente dirigidas al sector embolsador, con unas siembras concentradas en Valladolid y parte de Zamora.

¿Cómo será el arranque? Para Medina, resulta imposible hacer previsiones. Queda mucho partido, y hay que tener en cuenta que el año pasado se produjeron muchas sorpresas. “Para hacer una previsión de cómo llegará la patata al mercado debemos saber cómo serán los rendimientos por hectárea, cómo se desarrollarán las campañas de Andalucía y Castilla-La Mancha y si las exportaciones se retrasarán un tiempo”.

Un arranque ordenado

Lo único que parece claro es que los años en que ha habido un arranque ordenado y unos precios atractivos ha sido cuando las siembras habían sido escalonadas. Esa separación entre siembras ha sido casi siempre a la fuerza, bien por un temporal de lluvias, bien por la agresión de Rusia a Ucrania y el consiguiente incremento del precio de la energía.

En su opinión, las elevadas temperaturas están llevando a la planta a luchar por sobrevivir, con lo que dejan en segundo plano la acumulación de reservas en los tubérculos. De este modo, parece evidente que los rendimientos pueden ser menores.

Para Yolanda Medina, otro factor que debemos tener en cuenta es que la planta se ha empezado a regar a primeros de abril, con el consiguiente consumo de energía, y también de agua. En muchos casos, “si empezamos a regar antes, antes nos quedaremos sin agua y antes deberá la planta acabar su ciclo”.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img