spot_img

La publicación agraria líder

sábado, marzo 2, 2024
spot_img
InicioPortada APPNuevos avances hacia variedades de vid resistentes a oídio y mildiu

Nuevos avances hacia variedades de vid resistentes a oídio y mildiu

Itacyl ha acogido la reunión anual del proyecto de evaluación, caracterización y adaptación de variedades resistentes a Mildiu y Oídio desarrolladas por la Universidad de Udine y comercializadas por VCR y Agromillora

María Álvarez/ Edu Mongil

Afrontar las consecuencias del cambio climático, luchar contra las enfermedades que afectan al viñedo y dar respuesta a las nuevas demandas de los consumidores son algunos de los retos a los que se enfrenta el sector vitícola.

Sin olvidar el desarrollo de una normativa europea sanitaria cada vez más estricta, con numerosas restricciones que chocan con patologías constantes o endémicas, como el oídio y el mildiu, que en ocasiones requieren tratamientos fitosanitarios.

Agromillora coordina un proyecto de investigación para desarrollar nuevas variedades con genes resistentes a estas enfermedades, con el objetivo de aportar soluciones a esta problemática. Los trabajos se desarrollan en centros de investigación de Valladolid (ITACYL), Vitoria (NEIKER), el Penedès (INCAVI) y el valle de Baztán en Navarra (INTIA).

En esta ocasión la compañía ha celebrado la Reunión Anual de Variedades Resistentes en las instalaciones del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León en Valladolid.

De la mano de viticultores y bodegueros

El encuentro ha reunido a investigadores de los distintos centros tecnológicos que trabajan en el proyecto, investigadores de la compañía, viticultores y representantes de algunas de las bodegas más punteras del país, como el Grupo Matarromera, Finca Museum o Bodegas Torres. También ha estado representada la Plataforma Tecnológica del Vino.

La jornada ha servido para poner en común los avances en la investigación que se inició en 2018. Los investigadores han puesto en marcha una red de ensayos en esas cuatro zonas vitivinícolas con el objetivo de ver cómo se comportan las nuevas variedades en diferentes ambientes, con tipos de suelo y climas diversos.

Son nueve las variedades nuevas cruzadas con las variantes más conocidas y representativas de las diferentes zonas productoras. Proceden de un programa intensivo de hibridación realizado por la Universidad de Udine (Italia).

Mireia Bordas, responsable de I+D+i de Agromillora, afirma que han “avanzado mucho” con el proyecto, ya que al principio “había un pelín de escepticismo” pero que “a medida que se han ido aportando los datos se acercan más bodegas, sobre todo de zonas con condiciones climáticas más adversas”.

Una de esas bodegas es Matarromera, de Ribera del Duero. Su representante, Gregorio Gordaliza, recalca la importancia para los profesionales de estudios como el de Agromillora: “Ahora se están reduciendo las producciones, y buscamos una solución para continuar siendo punteros en el sector. Contamos con un espíritu investigador muy potente y queremos subirnos a estos trenes”.

SATISFACCIÓN

Los representantes de los centros investigadores se muestran satisfechos con los avances del proyecto, y aseguran que algunas de estas nuevas uvas acabarán utilizadas por las bodegas dentro de poco. Enrique Baraja, del ITACYL, indica que se podrían reducir los gastos en fitosanitarios entre el 50 y el 65%”.

Por su parte, Ana Díez, de NEIKER, comenta que el objetivo de este estudio es posibilitar que alguna de estas variedades sea “una alternativa real que esté disponible para quien desee aplicarla en sus cultivos”.

Según apunta Elizabeth Perna, de INCAVI, en la comarca del Penedès existe mucho interés por los resultados de esta iniciativa, ya que alrededor del 60% de las bodegas ya opera en ecológico, y adelanta que “tres o cuatro variedades podrían ser muy interesantes para su comercialización”.

Javier Abad, de INTIA, que desarrolla la investigación en una zona de altas precipitaciones como el Baztán, destaca que el proyecto va a servir para “cribar poco a poco las uvas que tienen potencial, ya que no todas las variedades funcionan igual”.

Además, se han interesado por el proyecto organismos como la Plataforma Tecnológica del Vino. Su Project Manager, Andrea Casquete, ha participado en la Reunión Anual, y asegura que el estudio coordinado por Agromillora es “estratégico para el sector” en este “contexto de incertidumbre” con el cambio climático.

“Si nos anclamos en mantener lo tradicional no vamos a tener margen de reacción”, advierte.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img