spot_img

La publicación agraria líder

martes, junio 25, 2024
spot_img
InicioFertilización¿Abonar o no abonar? La clave está en ser lo más racional...

¿Abonar o no abonar? La clave está en ser lo más racional posible

El contacto con los profesionales de la agricultura nos deja la sensación de que este año se ha abonado poco en la comunidad. La situación es compleja y da para tener en cuenta elementos muy dispares. Y es que hay muchos motivos para pensarse cada paso: hay una parte objetiva, que es lo mal que en principio pinta el año, pero hay otras subjetivas y por tanto cuestionables: como la de apuntarse a las modas, con esa tendencia –tan humana– de fijarse en lo que sucede en nuestro entorno inmediato para imitarlo…

José Ángel Cortijo, Zona Noroeste Fertiberia

De decisiones mal tomadas ahora pueden derivarse numerosos problemas agronómicos. Porque hay quien, sintiendo la necesidad de abonar, se inclina por comprar el producto más barato posible. Esto entraña la dificultad de que esos productos de bajo precio son precisamente los menos útiles, al no contar con nutrientes disponibles. En muchas ocasiones solo con fósforo, o con nitrógeno y fósforo, pero no potasio. Esos abonos solo estarían justificados en el caso de que nuestro análisis de suelo indicara que ya contamos con suficiente cantidad de esos nutrientes que no aportamos.

¡Cuidado! Podemos emplear un abono con unos nutrientes determinados y quedarnos con la conciencia muy tranquila… pero habría que leer la etiqueta de ese producto (o incluso pedir un análisis del abono) para ver el número real de unidades de fertilizante. Seguimos defendiendo la necesidad de ser profesionales rigurosos. Y críticos.

¿Y si no abono este año? Este es un año para pensarse las cosas, es cierto, pero debemos partir de una premisa fundamental: quien invierte en una semilla de calidad, ha realizado labores, planteado las rotaciones… cuesta entender que el segundo elemento principal de la explotación, tras la meteorología, quede sin cubrir. En ese caso la incertidumbre climatológica se ve potenciada por nuestras propias decisiones.


Quizá merezca la pena recordar que la mejor forma de aportar los nutrientes es la de hacer un fondo con NPK y, más adelante, coberteras


¿Qué tipo de fertilizante?

Para los agricultores que van a abonar a partir de ahora, quizá merezca la pena recordar que la mejor forma de aportar los nutrientes al suelo es la de hacer un fondo con NPK y, más adelante, coberteras. Porque fósforo y potasio son elementos prácticamente inmóviles en el suelo.

A partir de ahí, recordar que en este momento deben buscar los abonos más solubles al agua que sea posible, de modo que se incorporen al suelo cuando llueva, cuando haya niebla…

“Lo he hecho así toda la vida”

Toda decisión se debe tomar desde el punto de vista agronómico y empresarial para que no condicione el futuro de la explotación. Por eso ante el abonado debemos tener en cuenta qué he sembrado y con qué producción esperada, qué saqué el año pasado de ese suelo, qué ciclo he sembrado… De este modo el agricultor, por sí mismo o con el asesoramiento adecuado, puede tomar la mejor decisión, la más empresarial u objetiva, al margen de modas o del lastre que supone el haber hecho ‘toda la vida’ algo de un modo determinado.

Incertidumbre

Experiencia e intuición deben caminar de la mano. Y es que no hay otro sector económico en el que la toma de decisiones se adopte sin saber qué va a suceder a corto plazo. Tomamos decisiones hoy con una incertidumbre a la que nadie puede responder. Y a día de hoy la incertidumbre de toda la vida, con esta meteorología, se está acentuando.


Los niveles freáticos han bajado mucho y el agua
puede incluir elementos tóxicos para la planta, como sodio y cloro


Aviso a los regantes

Esa meteorología endiablada nos da pie para realizar un aviso importante a quienes tienen regadío de perforaciones, por la mala calidad que puede tener el agua si el nivel freático ha bajado mucho, con posibles elementos tóxicos para la planta y para el suelo, como sodio y cloro.

Por eso puede ser interesante hacer un análisis del agua de riego: regresar a ese espíritu crítico que siempre defendemos en esta sección y, si hemos estirado la campaña de riego, ser conscientes de que si no hay reposición de niveles freáticos, lo mejor es comprobar si nuestra agua es apta para el riego.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img