spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 18, 2024
spot_img
InicioSector“Castilla y León es una región con altísimo potencial agroalimentario”

“Castilla y León es una región con altísimo potencial agroalimentario”

Aguasanta Meléndez, directora de Relaciones con el Sector Primario en España de Mercadona

Al igual que el resto de directivos de Mercadona, la carrera profesional de Aguasanta Meléndez es fruto de la promoción interna, estrategia fundamental de la compañía donde lleva más de 21 años. Desde entonces ha desempeñado diferentes puestos y asumiendo distintas responsabilidades que englobaban las áreas de relaciones con la administración, asociaciones empresariales, instituciones y medios de comunicación, todo ello dentro del plan de expansión de la empresa. Desde el año 2012, Meléndez es la directora de Relaciones con el Sector Primario en España.

-¿Cuál es la vinculación de Mercadona con el agricultor y ganadero de Castilla y León?

-El pasado año, la Universidad de Valladolid (UVA), la Universidad de Valencia y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) midieron el impacto económico que representa la actividad de Mercadona en Castilla y León, concluyendo que nuestra actividad aporta 1.226 millones de euros en términos de renta, lo que supone el 2,1% del PIB regional, y 36.198 ocupados, cifra que representa el 3,6% del empleo en Castilla y León. Si nos circunscribimos exclusivamente al ámbito del sector primario (agricultura, pesca y ganadería), el estudio indica que aportamos el 4,2 % del PIB y el 8,3% del empleo de dicho sector en Castilla y León, porcentajes muy importantes.

Además, la firme apuesta Mercadona por Castilla y León ha crecido significativamente a lo largo de estos años, como lo demuestra el hecho de que en los últimos diez años las compras a proveedores regionales se hayan incrementado en un 75%, comprando 704 millones más que en 2009, hasta llegar a los 1.643 millones comprados en 2.018, que suponen el 15% de la industria agroalimentaria castellanoleonesa.

Estas compras se han visto favorecidas por la evolución del modelo hacia proveedores especialistas, primando el producto fresco en las nuevas secciones, lo que ha supuesto un mayor peso del producto autóctono y de los proveedores locales.

-¿Cómo deben ser las relaciones entre Mercadona y el agricultor y ganadero castellanoleonés?

-Como siempre decidimos en Mercadona “quien tiene un modelo tiene un tesoro”, y nosotros hemos apostado por un modelo que establece la relación de Mercadona con nuestros proveedores ‘totaler’, y estos a su vez con el sector primario, y que se basa en construir relaciones estables, manteniendo un firme compromiso con el sector primario que trabaja con nosotros, desde las lonjas al campo o las granjas.

Mediante este compromiso adquirido con toda la cadena agroalimentaria que trabaja con nosotros, buscamos aplicar nuestro modelo de calidad total desde ‘el Jefe’ (o cliente) hasta el sector primario, trabajando conjuntamente todos los eslabones de la cadena dentro de las estrategias de mejora continua para cambiar todo aquello que sea necesario, teniendo como objetivo final la satisfacción del cliente, a través de una relación basada en: seguridad en la compra, sostenibilidad, rentabilidad, proyección de futuro, planificación conjunta e inversión.

A partir de ahí, hay dos aspectos esenciales; por un lado, que cada uno sea especialista en su parte del proceso, los agricultores, los ganaderos y los pescadores son los que saben pescar, cultivar y criar; la industria agroalimentaria que son los que saben fabricar; y, por último, nosotros, que estamos en continuo dialogo con nuestros ‘Jefes’ para conocer sus preferencias y desarrollar conjuntamente aquellos productos que nos demandan. Todo ello, en un marco de colaboración que genere valor en ambas direcciones mediante relaciones de Ganar-Ganar, pero pensando siempre en el ‘Jefe’.

-¿Cómo ha afectado la alarma sanitaria a esta relación?

-Hay que destacar el ejemplar comportamiento de toda la cadena y sus empresas y trabajadores en general durante esta crisis sanitaria, donde se ha demostrado la solidez, fortaleza y responsabilidad que tiene, con una respuesta sin precedentes y donde ha estado garantizado en todo momento el abastecimiento alimentario, la calidad, la cantidad y la seguridad alimentaria.

Un dato muy significativo es que en España solo hubo un 7% de faltas de producto durante la etapa más dura del confinamiento, cuando en otros países del entorno se acercó al 15%. La cadena agroalimentaria nacional dio totalmente la cara, y en Castilla y León en particular demostró de nuevo ser un auténtico pilar.

-¿Cuáles son las cualidades más destacadas de los cultivos y el ganado de Castilla y León?

-Castilla y León es una región con un altísimo potencial en todo lo relacionado con la industria agroalimentaria, y donde la producción agrícola y ganadera supone más de un 9% de la economía regional. Es una región en la que se ha avanzado mucho en los últimos años respecto a la profesionalización de los diferentes sectores lo que ha permitido que hoy sea un referente tanto en cantidad de las producciones como en la calidad de las mismas, ocupando los primeros lugares en muchas de estas producciones agrícolas (cereales, patata, remolacha…) y ganaderas (bovino, ovino o porcino).

Esta apuesta por la profesionalización y la búsqueda de la eficiencia y la calidad de los productos que finalmente llegan al consumidor hace que muchas empresas apuesten por el sector primario de Castilla y León.

-¿Por dónde pasa por el futuro entre ambas partes? ¿Cómo afecta al consumidor todo esto?

-El futuro pasa por seguir trabajando y hacerlo de manera coordinada, teniendo como faro a ‘el Jefe’ para ofrecerles los productos de la mejor calidad posible que respondan a sus necesidades. Por ello en Mercadona estamos muy orgullosos de que el 85% de nuestras compras sean en España y que trabajemos de manera directa con más 9.500 agricultores, 6.700 ganaderos y 12.000 pescadores.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img