spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 16, 2024
spot_img
InicioSectorFélix Moracho: “La industria alimentaria necesita un agricultor que se gane bien...

Félix Moracho: “La industria alimentaria necesita un agricultor que se gane bien la vida”

Félix Moracho dirige desde 1979 Huercasa, una compañía que lleva la producción de 3.200 hectáreas a los mercados de la UE y más allá. Líder nacional en la producción de maíz dulce y remolacha roja, basa su estrategia en el compromiso con el productor

La trayectoria de Félix Moracho es la de un ingeniero agrónomo ligado a la tierra. Puso en marcha Huerta Castellana SA, Huercasa, en 1979 como apuesta personal por la calidad y la innovación. Esta empresa familiar facturó el año pasado 34,7 millones de euros, después de procesar 65.000 toneladas de vegetal, sobre todo remolacha roja y maíz dulce.

-Huercasa es una empresa de sobra conocida, pero no está de más saber cómo la percibe su presidente.
-La nuestra es una empresa familiar creada en 1979 y dedicada a la transformación de productos vegetales, con un importante componente en la innovación. Nuestra actividad está muy orientada a los productos hortícolas, aunque nos interesan mucho otras producciones, como la legumbre. Nos mueve una apuesta por la vida sana y la alimentación sana, además de por la sostenibilidad en sentido amplio: medioambiental y también económica y social. Y la defensa del medio rural.

-¿Cuál es su relación con el agricultor?
-Contratamos unas 3.200 hectáreas de cultivo, en su mayoría de maíz dulce, si bien hay 700 de remolacha roja. Somos los principales productores de España en esos dos cultivos. Con la paradoja de que estamos muy especializados en ellos, lo que nos hace cada día más conscientes de lo mucho que nos queda por aprender. Con el productor buscamos una relación que sea estrecha y duradera, basada en la mutua colaboración y confianza, que nos debe permitir ser mejores productores, obtener mejor materia prima… y que al agricultor le sea rentable.

-Pero Huercasa no se limita a comprar la producción…
-No. Disponemos de un equipo cada vez más especializado, con siete técnicos que aspiramos a que estén muy cerca del agricultor a lo largo de todo el ciclo del cultivo. Siempre siendo conscientes de que hablamos de producciones muy complejas. Otra cuestión es que, al estar tan especializados, necesitamos un agricultor que a su vez conozca muy bien ese cultivo. El agricultor es cada día más profesional.

-¿Cómo son los contratos que suscribe con el productor?
-Ponemos unas reglas del juego muy claras a través del contrato que firmamos, y conseguimos cumplir el objetivo razonablemente bien. Se especifican precios y requerimientos relacionados con la calidad. Por lo general adelantamos la semilla para asegurarnos de que el material genético es el adecuado.
Siembra y recolección se lo damos resuelto al agricultor, mientras que el resto de trabajos corren de su cuenta. Evidentemente, como industria no puedo asegurar toda la explotación del agricultor, pero sí el cultivo que contrata conmigo.

-Y, sin embargo, muchas veces la empresa agroalimentaria incumple sus compromisos y el agricultor queda como el gran pagano.
-No niego que algunas empresas incumplan los acuerdos con el productor, pero la compañía que tiene vocación de estar más presente en los mercados debe colaborar con él. Porque debemos cuidar de que haya agricultores que se ganen bien la vida. La industria agroalimentaria lo necesita.
Yo nunca saco la cara por la industria que no es socialmente responsable. Solo lo hago por la industria que asume sus compromisos, la que permite al agricultor ganarse la vida.

-¿Dónde están los productores con los que contrata?
-El 70% de la materia prima que pasa por las instalaciones de Sanchonuño procede de Castilla y León. Sería el 100% si pudiéramos, pero la ventana de producción es limitada como consecuencia del clima. Estos productores se concentran en provincias como Segovia, Zamora y Valladolid, sin olvidar provincias como Palencia.
A la hora de contratar, antes se tenía en cuenta la distancia a Sanchonuño, pero es una preocupación que va perdiendo peso en favor del agua, un factor crítico que va siendo más importante cada día.

-¿Y dónde está su consumidor?…

Puedes suscribirte para leer la respuesta a esta pregunta, y la entrevista al completo.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img