spot_img

La publicación agraria líder

domingo, abril 14, 2024
spot_img
InicioSectorPlanificar el abonado: consejos para invertir

Planificar el abonado: consejos para invertir

José Ángel Cortijo, responsable Zona Noroeste de Fertiberia

Se generalizan las siembras de cereal y esta es una ocasión para recordar la necesidad de realizar un correcto abonado de fondo: el cultivo necesita disponer de elementos para su desarrollo en las primeras fases de su ciclo

Deben tenerlo muy en cuenta aquellos profesionales que ven en su entorno la práctica de fiarlo todo a un abono de única aplicación

Efectos sobre la implantación del cultivo

El profesional que esté barajando recurrir a los abonos de única aplicación debe ser consciente del elemento de incertidumbre que introduce en su actividad; la meteorología, cada día más imprevisible, nos puede obligar a posponer esa aplicación, incluso hasta el mes de marzo. En ese caso estaremos en un escenario en el que no hemos aportado nutrientes durante cuatro o cinco meses, una situación que se llevará bien en suelos extremadamente fértiles, mientras que en otros casos, por las características físico-químicas del suelo, la implantación del cultivo puede verse afectada.

Nuestra producción, en el limbo

El factor más determinante para nuestra explotación es la meteorología, tanto en secano como en regadío, mientras que el segundo lugar lo ocupa la fertilidad. Por eso el profesional que considere el abonado como un gasto innecesario situará en el limbo los dos factores más importantes de la producción: estará multiplicando el riesgo que siempre lleva intrínseco la agricultura. De ahí que cobre especial sentido nuestro habitual llamamiento a no dejarse arrastrar por la corriente al tomar decisiones propias; porque la decisión que adopta un agricultor puede ser válida para él, pero quizá no para su vecino.

Acertar con la colza

La colza es un ejemplo de cultivo en el que la fertilización es fundamental. Se trata de una opción con numerosas ventajas, como que una vez conseguida una nascencia generalizada y una buena implantación será muy difícil no obtener una producción aceptable. De ahí la importancia de acertar con el manejo del suelo, la fertilización y la variedad.

Es fundamental conseguir que la planta llegue al frío habiendo alcanzado el estado de roseta, y para cumplir ese objetivo deberemos haber aportado los nutrientes necesarios, de modo que su crecimiento será más rápido. Y siempre teniendo en cuenta que el agricultor que abone convenientemente la colza tendrá más margen para decidir la fecha de siembra. Qué tiempos aquellos, cuando la colza se sembraba a finales de agosto…

Cuidemos la calidad

Merece la pena recordar que para el abonado de fondo de la colza es recomendable aportar productos que incluyan azufre en forma disponible. El equilibrio de los diferentes elementos será el que nos indique el suelo a través del correspondiente análisis.

La colza es una buena opción dentro del secano, pero también entre el abanico de opciones para el agricultor de regadío. En un contexto de serias dudas sobre el agua para la campaña que comienza, la colza está entre los cultivos con menos necesidad de agua y con un margen económico adecuado, junto a –por ejemplo– los trigos de calidad y la cebada maltera.

Saber de dónde venimos

La fertilización debe basarse en tres pilares: el análisis de suelo, la producción esperada y la calidad que deseamos. Con carácter general, no debemos perder de vista que, pese a las bajas producciones, el cultivo ha extraído nutrientes casi como cualquier año, y sobre todo que venimos de 2016, cuando se obtuvo el doble de cosecha que un año normal.


La herramienta que necesitamos es el análisis de suelo, acompañado de la recomendación de abonado


Dónde invertir

La herramienta que necesitamos para esa planificación es el análisis de suelo, junto con la recomendación de abonado, porque es un consejo de hacia dónde invertir. Siempre que hablamos de agricultura estamos hablando de nuestra economía doméstica, y con un análisis de suelo, una buena recomendación y una adecuada rotación de cultivos se puede ahorrar en fertilizantes.

También hablamos de nuestro patrimonio, la tierra, por lo que no podemos perder de vista que un mal diseño del abonado y varios años con una alta producción pueden esquilmar un suelo de forma importante.

Nutrientes disponibles

Hablamos de la fertilización como inversión, lo que es cierto al cien por cien siempre que se realice de forma adecuada. Esa es la razón de emplear tanta tinta en destacar la importancia del análisis de suelos. Se trata sin duda del primer paso para hacer una agricultura profesional, porque lo primero es conocer el medio en el que trabajamos.

El análisis debe estar interpretado por un técnico especializado en fertilización, ya que el laboratorio detectará una serie de valores que deben ser ponderados por un experto que conozca la interacción entre los diferentes elementos del suelo.


La fertilización eficiente pasa por saber qué nutrientes tenemos en nuestro suelo, pero también cuáles están a disposición de la planta


Porque no se puede perder de vista que la tierra es un elemento vivo, con antagonismos y bloqueos, lo que hace que esa interpretación sea más difícil de lo que puede parecer; no es suficiente una aplicación automática que nos indique la extracción que realiza un cultivo por tonelada de producción: el técnico de fertilización debe modificar los valores interpretativos en función del lugar, la meteorología y el cultivo de que se trate.

Es decir, la fertilización eficiente pasa por saber qué nutrientes tenemos en nuestro suelo, pero también cuáles están a disposición de la planta.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img