spot_img

La publicación agraria líder

domingo, julio 14, 2024
spot_img
InicioCerealHongos y tormentas han dañado más los trigos, con producción mermada, que...

Hongos y tormentas han dañado más los trigos, con producción mermada, que la cebada

Sin haber acabado con las cebadas ya se ha empezado a cosechar el trigo en gran parte de la Comunidad, en una siega que está confirmando que este cereal no aventaja apenas al primero en las producciones. La pérdida de planta en la nascencia, los hongos que han traído humedad y calor y los daños ocasionados por las tormentas hacen que uno y otro casi se igualen en los pesajes en la báscula, a pesar de que el trigo siempre rinde más.

Soria arranca ahora con la cebada y falta para el trigo. En Salamanca quedará casi todo el secano terminado la próxima semana, con otros diez días más que necesitará el regadío. La cosecha en tierras charras está siendo irregular, con zonas en las que hay producciones por encima de la media y en otras como la Armuña donde es incluso “bestial“, tal como describe José Antonio Marcos, responsable de la sección Agrícola de Campal. Todo ha coincidido para que el trigo dé menos.

La producción media salmantina ronda entre 4.000 y 4.500 kilos por hectárea, muy lejos de la de 2016. El que el trigo se siembre antes -generalmente sobre barbecho en Salamanca- le ha dificultado alcanzar su potencial, también por las enfermedades que le han afectado. Javier Rodríguez, técnico de cultivos de Grupo AN, concreta que por zonas ha habido afecciones de septotia y fusarium. La presencia de la roya amarilla, al igual que el año pasado, ha sido anecdótica.

Los datos que maneja Rodríguez hablan de entre 3.000 y 5.000 kilos de producción media por hectárea de trigo en el secano castellanoleonés, mientras que los regadíos andan de 5.000 a 8.000 kilos. En las tierras regadas en León hay trigos encamados por las tormentas. El pedrisco ha hecho mucho daño por zonas. En Miranda de Ebro, Grupo AN prevé que ensilará 3.000 toneladas menos por este motivo, según  Roberto Martín.

Los precios, como siempre, son el caballo de batalla. El técnico de Campal señala que la cebada se vende a 155 euros la tonelada, mientras que el trigo ronda los 165 euros. Marcos confirma que no son para tirar cohetes, pero confía en que pueden subir a pesar de la abundante disponibilidad de grano y porque los puertos no presionan. Para el agricultor la rentabilidad parece asegurada este año por la bonanza de cosecha.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img