spot_img

La publicación agraria líder

martes, junio 18, 2024
spot_img
InicioColzaAcor hace pública su recomendación de variedades de colza para secano y...

Acor hace pública su recomendación de variedades de colza para secano y regadío

La cooperativa Acor ha hecho pública su recomendación de variedades de colza, a escasas fechas de que se generalice la siembra. Analizamos junto al Servicio Agronómico y de Servicios de la cooperativa la importancia de este informe, y sobre todo cómo hacer uso de él para sacarle el máximo aprovechamiento; no todas las variedades son iguales ni son especialmente adecuadas para todos los suelos y destinos.

¿En qué municipios se han situado este año los campos de ensayo?
En la campaña 2019-20, los ensayos se llevaron a cabo en los términos municipales de Carpio, Torrecilla de la Abadesa, Villardefrades, todos ellos en la provincia de Valladolid y en la localidad de Corrales del Vino en la provincia de Zamora. En este año han coincidido en zonas donde, en la mayoría de los casos, la superficie de este cultivo está bastante asentada.

¿Cómo ha sido el año en esas parcelas, desde el punto de vista agronómico?
Debemos partir de la base que siempre hay diferencias de unas parcelas a otras tanto por su situación como por sus condiciones de suelo y rotación. Pero en líneas generales ha sido positivo, sobre todo en la implantación y desarrollo vegetativo de la planta.

No obstante, se ha observado la tónica general percibida en el resto de la superficie comunitaria en cuanto a menores diferencias de producción entre secano y regadío, como consecuencia en mayor o menor medida de la climatología de la pasada campaña.

Llama la atención que en muchos casos las variedades de secano y regadío han tenido resultados similares, en ocasiones con mejor resultado para el secano.

Los datos son eficacias en tanto por cierto (%), por lo que debemos pensar que la referencia no es la misma en la situación de secano y regadío.

Debemos utilizarlos de referencia y nos permite obtener información del resultado que podemos conseguir en función del escenario en la que se establezca la variedad.

¿Qué novedades cabe destacar respecto al año pasado? ¿Se puede hablar de una mejora en el cultivo año tras año?
Los resultados publicados no dan información en cuanto a esa mejora, puesto que son eficacias en porcentaje, con la posibilidad de comparar los resultados y realizar reagrupamientos.

Indirectamente, si contrastamos la información de campañas anteriores podríamos, por ejemplo, tener conocimiento de las variedades que pueden tener mayor rusticidad, comportamientos en contenidos de grasa, etc.

La mejora de las variedades, unida a la mayor experiencia en el manejo del cultivo que los agricultores van adquiriendo con el paso del tiempo, incide de manera positiva en los resulta-dos que se vienen obteniendo cada campaña.

¿Cuáles son los aspectos en los que se mejora la colza? Rendimiento, calidad, porcentaje de grasa, dehiscencia…
Todos esos aspectos están relacionados unos con otros. Lo que no debemos olvidar es que los genetistas de las distintas casas comerciales trabajan para la mejora de estas propiedades mediante el progreso o introducción de caracteres con el objetivo de conseguir aumentos del rendimiento final.

¿En qué debe fijarse el agricultor a la hora de analizar esta tabla e inclinarse por una variedad determinada?
Como venimos trasmitiendo, la tabla es una referencia para el agricultor y toda la información que contiene tiene su interés.
La seguridad está en saber que cualquier variedad que se encuentra en la lista, en condiciones normales, nos va a dar un buen resultado. Luego existe la posibilidad de que otros aspectos sean los que marquen la diferencia.

En algunos casos, el contenido graso puede ser un dato muy útil ya que hay parcelas o zonas en las que es más complicado conseguir el mínimo resultado exigido como grasa tipo.

¿Qué importancia debemos dar a que una variedad haya sido ensayada dos años, o bien tres o más?
Si tenemos en cuenta el número de años de ensayos hay que pensar que las variedades de tres o más años, están más contrastadas, al menos un año más que las de dos años.
Esto, en cierta manera, nos aporta algo más de seguridad a la hora de elegir la variedad a sembrar pues no dejan de ser variedades que al menos han tenido tres años consecutivos (en la mayoría de los casos) con buenos resultados bien de producción, calidad o ambas cosas.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img