spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, junio 19, 2024
spot_img
InicioGirasolLuis Carlos Alonso: “Vamos a un ciclo de mejores precios del girasol”

Luis Carlos Alonso: “Vamos a un ciclo de mejores precios del girasol”

Luis Carlos Alonso, responsable del Negocio de Girasol en Syngenta-Koipesol

Las marcas continúan poniendo en el mercado cada año mejores variedades de girasol. Luis Carlos Alonso es el responsable del Negocio de Girasol de Syngenta-Koipesol.

-¿Qué supone el girasol en la actividad agrícola de Castilla y León?
-Castilla y León es ahora la primera zona productora de girasol en España con más de 280.000 hectáreas de siembra. Andalucía ha dejado esta posición debido a que en los últimos años se han perdido muchas hectáreas de tierras de cultivos herbáceos en favor de siembras de olivar y otros cultivos perennes como el almendro y el pistacho.

También en los últimos años el consumo de aceite de girasol en España ha crecido debido en gran medida a la sustitución del aceite de palma en la alimentación. Estimo que España consume alrededor de un millón de toneladas de aceite de girasol, de las cuales produce unas 700.000. Es decir, España es importadora de aceite de girasol y esto hace que las siembras de Castilla y León sean muy importantes para la industria aceitera española.Luis Carlos Syngenta Koipesol

-La pasada campaña fue buena ¿Cómo se presenta esta? ¿Se consolidará como una apuesta fija en las rotaciones?
-Espero mejores precios para el complejo de aceites, y en particular para el de girasol. En cuanto a las rotaciones, estas vienen de alguna manera impuestas por la PAC, pero además los agricultores son cada vez más conscientes que el monocultivo de cereales no es una buena solución, aunque sí la más cómoda. Cada vez que doy una charla hay más y más preguntas acerca de las rotaciones y sobre cuáles son las mejores para el cultivo de girasol. Creo que la agricultura está cambiando.

-¿Cómo hacer que sea más rentable el girasol?
-Tiene los mismos elementos para hacer sea más rentable que cualquier otro cultivo. Aumentar la productividad, reducir los costes y vender más caro. Todo es posible aunque, por seguridad en muchos casos, el agricultor solo toma la de reducción de costes y frecuentemente ahorrando donde no hay que ahorrar. Me explico: un buen control de malas hierbas es esencial para maximizar la producción. Esto se puede hacer con varias fórmulas. Por ejemplo, en lugar de labrar antes de sembrar, utilizar un herbicida quemante. Hay que tener la tierra preparada desde otoño, pero no mover mucho la tierra antes de sembrar ahorra agua y evita meter aire en la tierra, que induce la germinación de semillas de hierbas.

Otra opción es matar la hierba con algún herbicida en postemergencia. Para ello hay tecnologías que permiten usar herbicidas muy eficaces, como las imidazolinonas y las sulfonilureas, usando los híbridos de girasol tolerantes a estas materias activas.

Otra forma de aumentar las producciones es elegir bien el cultivo precedente al girasol. Hay cultivos que favorecen la proliferación de micorrizas que luego se unen a las raíces de girasol y aumentan su capacidad radicular para tomar agua y nutriente. Y para incrementar el precio no hay mejor receta que aumentar la calidad. Por ejemplo, utilizando variedades con alto contenido de aceite y también sembrando híbridos de girasol de alto oleico, que se pagan más caros.

-Cada vez gana más peso el alto oleico…
-En efecto, este es un mercado con mayor demanda año tras año, pero también hay años que la demanda se satura y no se pagan primas. En Burgos hay ya una producción estable de este tipo de girasol. Sin embargo, en Palencia y en Soria no. El motivo no hay que buscarlo en si las variedades están mejor o peor adaptadas, sino en los compradores de pipas que quieren o no segregar. Hay cooperativas que se niegan a hacer dos montones por que le complica la recepción el almacenamiento y la venta.
¿Cómo explicarle a unos socios que van a cobrar 50 euros por tonelada más que otros? ¿A mí por qué no me dijiste que sembrase eso? En definitiva, este tipo de girasol es para los especialistas y para aquellos agricultores que estén dispuestos a hacer algunos ajustes para evitar las mezclas. Lo mejor es precontratarlo o acordar comercializarlo con algún acopiador de confianza que pueda defender el mejor precio que sea posible.

-¿Está garantizado el mercado del girasol? ¿Por qué le merece la pena al agricultor incluirlo en las rotaciones de su explotación?
-Creo que sí. Ya he dicho que España es un país que necesita más girasol que el que produce y eso es la mejor garantía de que toda la producción que se haga se consumirá y, por tanto, se comprara. Eso no quiere decir que a cualquier precio, porque estamos en una economía globalizada y la producción de aceite nacional tiene que competir con las importaciones.
Pero en ese sentido todo parece indicar que vamos a ir a un ciclo de precios mejores. Ya he dicho antes que el mayor productor mundial, Ucrania, va a sembrar menos girasol en 2019. Esto quitara del mercado un 10% de las exportaciones de este país y tiene que traducirse en mejores precios.

También es probable que las producciones de aceite de palma dejen de crecer tan rápido, debido a que no se han renovado las plantaciones viejas y el ritmo de nuevas siembras ha bajado en los últimos años. Tiene que empezar a notarse a partir de 2020. Finalmente, el precio del petróleo está mucho más alto que en 2016 y este se correlaciona con el precio del conjunto de los aceites vegetales. Por lo tanto todos los indicadores son buenos, y es de esperar que se concreten en mejor precio de girasol para la nueva cosecha.

Lee la entrevista completa en CAMPO 65

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img