spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 16, 2024
spot_img
InicioCerealEl agua marca una campaña cerealista positiva pero desigual

El agua marca una campaña cerealista positiva pero desigual

Muchas zonas mediterráneas o la provincia de Albacete dan el año por perdido, pero en el resto de España las perspectivas son excelentes al comienzo de la recogida

Edu Mongil

La cosecha de cereal ha arrancado con buenas perspectivas. En las zonas más cálidas ya se ha generalizado la recogida del grano, e, incluso, en otras más al norte como la Meseta castellana se han apresurado a encender las cosechadoras.

El análisis general que hace el sector hasta el momento es bastante positivo, pero la diversidad de climas y precipitaciones hace que la sensación sea muy diferente en según qué zonas. En Extremadura ya están prácticamente todos los motores en marcha, y se habla de rendimientos “óptimos”. A nivel global, en trigo se están recogiendo unos 3.500 kilos por hectárea, mientas que de avena unos 2.500. En zonas como la Campiña Sur, cerca de Olivenza, se están alcanzando los 4.500 kilogramos.

El Consejo sectorial de Cereales ha realizado la primera estimación de cosecha que alcanzará los 20,09 millones de toneladas, repartidas en los 5,45 millones de hectáreas, según datos del MAPA, una cifra que ASAJA rebaja a los 15,7 millones de toneladas. En cualquier caso, son cifras que aseguran la recuperación del sector después de un 2023 catastrófico.

La desigualdad de la geografía española se observa de forma evidente en regiones como Castilla-La Mancha. Según comenta Jorge Navarro, agricultor de la zona de Albacete, la falta de lluvias en su entorno va a hacer que este año sea “incluso peor” que el pasado. “No da ni para pagar la cosechadora, no se llega ni a 400 kilos por hectárea”. Navarro afirma que se ha podido “salvar algo” en los cultivos que se sembraron a principios de octubre, pero que hasta un 90% de los agricultores tendrán que recurrir a Agroseguro.

Jorge Navarro

Esto contrasta con zonas de Cuenca, donde se han registrado hasta 1000 litros por metro cuadrado en lo que va de año, o en puntos de Ciudad Real, en los que se han alcanzado los 600. Esto va a hacer que, dependiendo de la zona, se puedan rozar o incluso superar los 6.000 kilogramos por hectárea en esta Comunidad Autónoma.

En Cataluña o la Cuenca del Segura y la gran parte del corredor mediterráneo, la campaña se da por perdida por segunda vez consecutiva.

Según los datos del Ministerio, en el arranque de esta cosecha de cereales las cooperativas prevén unos rendimientos medios de 3,69 toneladas por hectárea, un 11 % superior a la media quinquenal y ligeramente por debajo de la media de 5 años sin 2023.

Las precipitaciones van a ralentizar el ritmo

Rubén Bueno

La previsión de DANA para los próximos días va a obligar a los agricultores a mirar al cielo y a parar sus tareas. Según apunta Rubén Bueno, de Villar de Galimazo (Salamanca), por su zona no se espera cosechar hasta el 17 de junio, en función de las lluvias. Esperan recoger 3.000 kilos por hectárea de media este año, y las previsiones sobre trigo y colza son las mejores. “En cebada se espera un año más bajo y en el resto de los cultivos estamos a la expectativa”, adelanta.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img