spot_img

La publicación agraria líder

domingo, marzo 3, 2024
spot_img
InicioRemolachaPreocupación ante la liberalización del sector remolachero

Preocupación ante la liberalización del sector remolachero

Unión de Uniones ha puesto de manifiesto la repercusión que esto podría traer consigo a regiones específicas donde se concentra la mayor parte de la producción, como Castilla León, que cuenta con una extensión de cultivo de alrededor de 26.000 hectáreas
La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras la reunión mantenida ayer con la multinacional British Sugar, pone sobre la mesa la incertidumbre del sector remolachero sin cuotas, escenario que se planteará a partir del próximo año.

Unión de Uniones ha trasladado la preocupación existente en el sector remolachero en un encuentro mantenido con la compañía Bristish Sugar (Azucarera) sobre la derogación de las cuotas de producción a partir de 2017.

La organización ha puesto de manifiesto la repercusión que esto podría traer consigo a regiones específicas donde se concentra la mayor parte de la producción, como es Andalucía, en lo referente a la recolección estival, con un total de 8.662 ha – sobre todo en Cádiz y en Sevilla – o en Castilla León, que cuenta con una extensión de cultivo de alrededor de 26.000 hectáreas.

Asimismo, Unión de Uniones incide sobre “la necesidad de migrar al nuevo régimen sin cuotas sin traumas, de tal forma que no se ponga en peligro la estabilidad ni el rendimiento de los cultivos existentes con un fuerte peso económico y social en las regiones productoras”.

Además, la organización destaca que los costes de regadío asumidos por el agricultor son mucho más elevados que en los países vecinos, como Francia o Alemania, – principales productores a nivel de Europa – y esto, unido a la desaparición de control productivo y al elevado nivel de concentración de la industria, pondría, aún más, en desventaja a los agricultores españoles frente a sus competidores.

“Es importante que se establezcan mecanismos de adaptación para la liberalización del sector”, como afirman desde Unión de Uniones, al tiempo que indican que el nuevo escenario que se abre, “si no se controla bien desde el principio, podría llevar a la misma situación que está viviendo el sector lácteo”, y por tanto “tenemos que evitar que esto acabe con una reducción importante de la superficie de remolacha y con efectos negativo sobre la renta de los cultivadores”, según añaden.

La reunión mantenida con British Sugar, uno de los principales actores, pone las bases para un diálogo fluido entre productores e industria para que este cambio se lleve a cabo de forma progresiva y con controles de seguimiento con el objetivo de garantizar la continuidad y rentabilidad de los cultivos.

NOTICIAS RELACIONADAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img